05 mayo 2009

Clasificación incorrecta de los buques sudamericanos



¿Una Armada puede adquirir una Fragata y llamarla pomposamente “Destructor”?

¿O adquirir una humilde Corbeta y renombrarla como Fragata?

Mientras en Europa se hace lo contrario (fabrican buques con más de 6000 toneladas y los bautizan como “Fragatas” por razones políticas), en varias Armadas de Sudamérica es costumbre maximizar la tipificación de la nave para crear impacto en los ciudadanos de los países vecinos, y de paso, engañar a los contribuyentes nacionales.

Veamos algunos ejemplos de clasificación “incorrecta”:

Hasta hace poco, la Marinha Brasileira mantenía en su flota a un buque llamado “Pará” y lo designaba como “Contratorpedeiro” (en castellano “Cazatorpedero”, nombre que se le daba al ancestro del “Destructor”). Sin embargo, PODER MILITAR lo consideró como fragata porque...
- Fue construido para la US Navy como fragata (FF-1050 Albert David).
- Tenía desplazamiento de fragata (3585 toneladas).
- Su armamento es el de una fragata antisubmarina, y poseer dos cañones no la hacían destructor.

En la Armada Argentina sucede algo curioso con las MEKO 360: Por su desplazamiento son fragatas (3600 toneladas), aunque su armamento los acerca a destructores.

La Armada Colombiana cataloga a las FS-1500 como fragatas, pese a sus escasas 2100 toneladas.

La Marina de Guerra del Perú, considera como corbetas a las PR-72 “Velarde” con 610 toneladas, porque Francia las vendió como tales. En este caso, conviene destacar que las suecas Visby tienen 620 toneladas a plena carga y son consideradas corbetas.

0 comentarios: