29 mayo 2012

Un muerto por explosión de mina antitanque en la frontera de Chile con el Perú



Un ciudadano peruano murió cuando su vehículo, que transitaba ilegalmente por una ruta fronteriza no autorizada, detonó una mina antitanque a la altura de la Quebrada Escritos, ubicada a unos 600 m. del Complejo Fronterizo Chacalluta y a menos de un kilometro de la frontera con el Perú. Tras la detonación, la Compañía de Desminado Humanitario del Regimiento Rancagua (Arica) fue movilizada a la zona para abrir una senda segura y permitir el rescate de la víctima, identificada como Victorio Perlacio Canales.

El Ejército de Chile informo posteriormente, mediante un comunicado, que la zona minada se encuentra debidamente demarcada, señalizada e informada en cumplimiento con la normativa internacional vigente.

De acuerdo a medios locales chilenos, la mina detonada – debidamente registrada en los mapas que posee el Ejercito de Chile - era una PRB M3A1 de fabricación belga, que tiene apenas 23 cm. de longitud, 23 cm. de ancho y 13 cm. de altura. Es de material plástico y tiene un peso de 6.80 kg (de los que 6 corresponden a la carga de Trialeno), requiriéndose de una presión de 250 kg. para su activación y detonación.

Se estima que en las fronteras con Argentina, Bolivia y Perú existen unas 180,000 minas antipersonal y antitanque, que fueron colocadas durante el Gobierno de Augusto Pinochet (1973-1990). De los 183 campos minados que existen en Chile al menos 50 ya han sido intervenidos (en cumplimiento del Tratado de Ottawa ratificado en 2002) y se ha trabajado en 6 de las 16 áreas de peligro. A la fecha, se ha logrado detectar y destruir unas 40,845 minas antipersonales y antitanques logrando un avance del 22.47%.


Fuentes:
Defensa.com
24 Horas Chile

Perú dona un carro de combate LTP-38 a la República Checa



El Ministro de Defensa peruano, José Urquizo Maggia, entregó en donación a la República Checa un carro de combate LTP-38, que pasará a formar parte de la colección del Instituto Militar de Praga. En la ceremonia, realizada en el Fuerte “General de División EP Rafael Hoyos Rubio” (Rimac), Urquizo Maggia señaló – en el momento de hacer la entrega al Embajador de la República Checa: Vladimir Eisenbrunk - que “tiene un especial simbolismo: representa la continuidad de las relaciones de amistad de nuestras dos naciones y refleja la apertura de un nuevo capítulo de acercamiento en el campo de la defensa”.

La historia de los LTP-38 se remonta a 1938, cuando el Gobierno de general Oscar R. Benavides adquirió 24 unidades, que desempeñarían un importante rol durante el Conflicto con el Ecuador en 1941, especialmente en la Batalla de Zarumilla. El LTP-38, diseñado y fabricado por CKD (Ceskomoravská Kolben-Danek) a mediados de 1935, estuvo en servicio en Checoslovaquia, Bulgaria, Hungría, Irán, Letonia, Lituania, Perú, Rumania, Suecia y Suiza. De los 24 LTP-38 adquiridos solo sobrevivieron al desguace, además del emplazado en el Fuerte Hoyos Rubio, otros dos: uno en la Fortaleza del Real Felipe (Callao) y otro en Islay (Arequipa).

Los LTP-38 (denominados como Panzer 38 tras la invasión alemana en la Segunda Guerra Mundial) tenían una longitud de 4.61 m, un ancho de 2.14 m. y una altura de 2.40 m, siendo el peso en combate de apenas 9.7 toneladas. El blindaje frontal era de 25 mm. y el lateral de 15 mm. La propulsión corría por cuenta de un motor Praga EPA mod. I de seis cilindros de 123 hp que les conferían una velocidad máxima de 42 km/h en carretera y de 10 km. a campo traviesa. El alcance en combate era de 100 km.

El armamento estaba conformado por un cañón Skoda A7 de 37 mm (con 90 proyectiles) y dos ametralladoras ZB vz.35/37 de 7.92 mm. con 2,500 proyectiles. La tripulación era de 3 efectivos.



FUENTE:
Defensa.com

Fuerza Aérea de Ecuador investigada por la adquisición de radares chinos



La Fiscalía General ha abierto una investigación previa por las presuntas irregularidades en los contratos adjudicados por la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) a CETC International el 19 de diciembre de 2008 para el suministro de dos radares YLC-2V y dos YLC-18M por un monto de 60 millones de dólares. El Fiscal Galo Chiriboga, que ha iniciado la investigación en base a las denuncias del asambleísta Galo Lara de la filas del partido Sociedad Patriótica (SP), ha solicitado a la FAE que remita, en un plazo de 10 días, copias de los respectivos contratos. Asimismo, ha remitido una solicitud a la Contraloría General para que señale si existe un informe pericial al respecto.

El contrato de adquisición de los Radares YLC-2V y YLC-18M fue suscrito el 8 de junio de 2009 (pagándose 21 millones como adelanto a fines de julio). En 2010, mientras se procedía a fabricar los radares para la FAE (que debían ser capaces de integrar la transmisión de voz y data entre sí, con el Comando Aéreo de Combate (COAD) y la Dirección de Aviación Civil) – CETC instaló, en calidad de préstamo, un YLC-2V y un YLC-18 en la frontera con Colombia. A pesar de que las clausulas del contrato estipulaban que los radares debían estar instalados y plenamente operativos para enero de 2011, CETC sólo ha entregado un YLC-18M y ha diferido, por diversas razones, la entrega del resto. Más aun, en noviembre de 2011, se informó que los radares se encontraban inoperativos desde el mes de junio de ese mismo año. El problema radicaría (además del retraso en la entrega de los nuevos radares) en las constantes dificultades para integrarlos eficientemente al Sistema de Mando y Control del COAD.


FUENTE:
Defensa.com

25 mayo 2012

Los cazas Mirage 2000 de la Fuerza Aérea del Perú reciben mantenimiento tipo VP5



Los aviones de combate Dassault Mirage 2000 de la Fuerza Aérea del Perú (FAP) están atravesando un período de mantenimiento periódico, denominado VP5 (Visite Périodique 5 – Visita Periódica 5), a un costo aproximado de 140 millones de dólares, según el contrato firmado por la FAP con la corporación aeronáutica francesa.

El VP5 es parte integral de un completo programa de mantenimiento que incluye Visita de Lubricación, Visita Intermedia, Visita Periódica y Gran Visita, las cuales se intercalan a lo largo del ciclo de vida del cazador. Dependiendo del tipo de mantenimiento realizado, el personal técnico revisa la integridad de la célula; reparación de piezas de la aeronave; evaluación, y de ser necesario reemplazo de circuitos electrónicos integrados y controles de vuelo; prueba de los puntos de anclaje de armas, evaluación de los cañones de 30 mm integrados y de los asientos eyectables para la tripulación; evaluación y prueba de los sistemas de navegación y armamento; verificación del estatus de misiles y otras armas de inventario; ensayos no destructivos de la integridad de piezas y revestimientos; actualización de aviónica; mantenimiento, reparación y/o overhaul del motor; entre otros.

De acuerdo al manual de mantenimiento del Mirage 2000N, cada seis meses se intercalan las visitas de Lubricación e Intermedias, mientras que las Visitas Periódicas se dan cada tres años, hasta que cada nueve años se realiza una Gran Visita. Y, según la información publicada por el diario local Correo, los doce aviones de combate Mirage 200P/DP, están recibiendo mantenimiento nivel VP5, es decir, la Visita Periódica que se efectúa en el año número doce del ciclo de vida de la aeronave, con un margen de unos 16 meses, pero en asociación natural a las horas de vuelo invertidas en los fuselajes, factor en el que probablemente los deltas de la Fuerza Aérea Peruana presenten cierta holgura.

En otras palabras, el proceso de mantenimiento citado por el diario local debería de haber sido realizado hace unos diez años, aproximadamente, aunque, tomando en cuenta la situación económica atravesada por el Perú en la década del noventa, estos cálculos pueden variar significativamente por el uso disminuido de los aviones de combate.

Los trabajos se vienen realizando en conjunto, entre personal peruano del SEMAN, técnicos de Dassault, Snecma y Thales. Según Correo, los doce Mirage 2000 de la FAP, diez unidades monoplaza y dos biplaza, habrían culminado su mantenimiento, incluyendo pruebas de validación, hacia el año 2014, dejando abierta la posibilidad a una posterior modernización que abarque radar, compra de nuevo armamento y sistemas de autodefensa. Los primeros vuelos de prueba se iniciarían muy pronto.

Los pilotos peruanos habrían mantenido su calificación para volar los capaces aviones de ala delta en simuladores de la francesa base aérea Mont de Marsan.
Como hemos reportado anteriormente, la FAP también está realizando el mantenimiento mayor del escuadrón de aviones de combate MiG-29 Fulcrum. El costo aproximado de estos trabajos, realizados por técnicos rusos, alcanza la cifra de 126 millones de dólares. A pesar de los retrasos, seis unidades estarían listas para su reincorporación al servicio operacional.



FUENTE:
Infodefensa.com

21 mayo 2012

Un helicóptero Mi-17V-5 de la Aviación del Ejército de Venezuela se precipita a tierra




Un helicóptero Mi-17V-5, de fabricación rusa, matrícula EV-0672, perteneciente a la Aviación del Ejército de Venezuela, se precipitó a tierra con el saldo trágico de cuatro fallecidos y un herido. El accidente ocurrió en el Campo Aéreo del Ejército 'Coronel José Joaquín Veroes', ubicado en San Felipe, estado Yaracuy. “La aeronave se encontraba a 10 metros de altura realizando ejercicios de entrenamiento cuando perdió la sustentabilidad y se estrelló”, informó el ministro de la Defensa, general en jefe (Ejército) Henry Rangel Silva.

Los militares fallecidos son: coronel Oscar José Martínez Mora (piloto instructor), primer teniente Ramsés Antonio Bolívar Arruebarrena (piloto alumno), sargento primero Néstor Daniel Rivas Palacios (auxiliar de vuelo) y sargento segundo Yixon José Tochón Rivas (auxiliar de vuelo). Mientras, el cabo segundo Jairzinho Alberto Castillo Mujica, resultó herido.

Cabe señalar, que el EV-0672 es el cuarto helicóptero Mi-17V5 que resulta destruido en un accidente aéreo, desde que ese sistema de fabricación rusa comenzó a ser incorporado -febrero de 2006- a los cuatro componentes de la Fuerza Armada Nacional de Venezuela. A la fecha, el Ejército ha perdido tres aparatos y la Guardia Nacional uno.

Desde 2005, la Fuerza Armada Nacional ha adquirido en Rusia 50 helicópteros de la serie Mi-17: 48 Mi-17V-5 (20 Ejército, 6 Armada, 6 Fuerza Aérea y 6 Guardia Nacional) y dos Mi-172VIP (Fuerza Aérea) para uso presidencial. Además, se compraron tres Mi-172SAR para el Servicio de Búsqueda y Salvamento (SAR) del Instituto Nacional de Aeronáutica Civil.


FUENTE:
Infodefensa.com
Ejército de Venezuela

15 mayo 2012

Fuerza Armada de Venezuela contará con 300 nuevos vehículos tácticos Tiuna



La Fuerza Armada Nacional de Venezuela (FAN) contará con 300 nuevos vehículos tácticos 4x4 Tiuna, que serán ensamblados en el país entre los meses de mayo y septiembre de 2012, según informa un nota de prensa de la C.A. Venezolana de Industrias Militares (Cavim).

El Tiuna es un vehículo multipropósito, de diseño y producción nacional, que es empleado por los distintos componentes de la FAN. Se ubica en la categoría de las 3 toneladas de capacidad de carga. Es impulsado por un motor General Motors Vortec V8 5.3 litros. En su construcción se emplean partes importadas (Estados Unidos, México y Asia) y nacionales.

La serie militar comprende vehículos de distintas variantes: Comando, Comunicaciones, exploración (ametralladoras 12, 7 mm y 7,62 mm), evacuación sanitaria (ambulancia), transporte, orden público y plataforma de armas (cañones sin retroceso de 106 mm, cañones y misiles antiaéreos, misiles antitanque), entre otras.

La producción del Tiuna se inició en 2004, por la empresa Centro Nacional de Repotenciación C.A. (Cenareca). En 2009, la Cavim y Cenareca. C.A, constituyeron la Empresa Mixta Socialista de Vehículos Venezolanos S.A., en la que Cavim tiene el 51% de las acciones. Se estima, que a la fecha se han producido medio millar de Tiuna, en sus modelos civiles y militares.



FUENTES:
Infodefensa.com
Ejército de Venezuela

10 mayo 2012

Día negro para las fuerzas armadas y policiales peruanas en el VRAEM



En un lapso de 13 horas, las fuerzas policiales y militares que combaten al narcoterrorismo en Satipo, en la selva central del Perú (VRAE-Junín), sufrieron dos serios reveses.

El primero fue producto de un accidente aéreo, aparentemente vinculado con deficiencias en el mantenimiento de nuestros helicópteros policiales, y causó la muerte de un comandante piloto de la Policía Nacional.

El segundo está vinculado con la insania del narcoterrorismo. El saldo es el asesinato de un joven suboficial del Ejército.

EL ACCIDENTE

El accidente aéreo comprometió a un helicóptero MI-17 de fabricación rusa que transportaba a 18 miembros de la Policía Antidrogas de Mazamari al mando de un coronel PNP y que era conducido por el comandante PNP Rodolfo León Gavilán.

Según reportes llegados de la zona, un mensaje urgente de los ronderos asháninkas de Poyeni, del distrito de Río Tambo (provincia de Satipo), movilizó de manera urgente al personal antidrogas de Mazamari.

Varias versiones indican que una comunicación radial desde Poyeni informó al cuartel policial de Satipo sobre la captura de un grupo de narcotraficantes y un importante cargamento de drogas.

LA OPERACIÓN

A las 12.30 horas despegó de Mazamari el helicóptero de transporte y combate MI-17 rumbo a Río Tambo.

Se supo que la información entregada a la Policía se refería a la captura por los nativos y personal de Inteligencia de la Policía Antidrogas de un bote que se deslizaba por el río que da nombre al distrito con la carga de drogas.

Los ronderos y el personal encubierto pidieron el apoyo y la intervención policial. Después de un vuelo de aproximadamente 30 minutos, la aeronave llegó al lugar.

Según el corresponsal del diario, fueron intervenidos dos narcotraficantes que llevaban cerca de 300 kilos de cocaína. Al momento del repliegue comenzaron las fallas. Una de las paletas del helicóptero se desprendió en pleno vuelo y la nave aterrizó violentamente casi sobre el río, cerca de la comunidad nativa de Betania.

Según fuentes confiables, los heridos fueron identificados como los suboficiales PNP Josué Marco Manrique, Narigón Veliz Urdania (ambos Dinadro) y dos tripulantes, uno de ellos el brigadier PNP Blanco.

Unos siete heridos fueron evacuados a la ciudad de Lima a bordo del Antonov de la PNP que llegó la tarde del miércoles a Mazamari con peritos de la Dinandro que llegaron al lugar de los hechos para saber cuál fue el motivo del luctuoso accidente aéreo.

La Policía Aérea informó que la aeronave tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia a orillas del río Tambo en una operación antidrogas.

PILOTO HEROICO

El coronel PNP Martín Mariño, director de la Aviación Policial, informó que la nave policial se precipitó a tierra por razones que aún desconoce; no obstante, descartó un ataque narcoterrorista.

"Descartamos que haya sido un ataque, pues ninguno de los 18 policías tiene heridas de bala. Ha sido por una causa que aún desconocemos", indicó el oficial a RPP.

El coronel Mariño resaltó la pericia del piloto y atribuyó a su destreza que los 17 pasajeros hayan sobrevivido. "El piloto tuvo la destreza de llevar bien a tierra el helicóptero, pero falleció como consecuencia del accidente", manifestó.

Poco después del siniestro, el cuartel de Mazamari envió cuatro helicópteros a la zona de Poyeni en auxilio de los heridos. Estos presentaban en su mayoría contusiones y fueron conducidos hacia un centro médico en el distrito de Mazamari. Posteriormente fueron trasladados a Lima.

FRANCOTIRADORES

Amparados por la oscuridad y el denso follaje de la selva central, francotiradores terroristas asesinaron a un suboficial del Ejército de la base militar de Mazángaro, en Junín.

El Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas informó de este hecho, detallando que ocurrió a las 11.05 de la noche del martes último en la Base Contraterrorista de Mazángaro, que pertenece al Batallón N°312, de la 31 Brigada de Infantería EP.

El fallecido es el suboficial EP Valentín Huanca Huillca "como consecuencia de un disparo de arma de fuego de un francotirador narcoterrorista".

El poblado de Mazángaro se ubica en el distrito de Pangoa, provincia de Satipo. Mazángaro es una conocida zona de paso de los "burros" del narcotráfico. Colinda con los distritos cocaleros de Huachocolpa y Tintaipunco (VRAE-Huancavelica).

El CC.FF.AA. remarca que el suboficial Huanca ofrendó su vida para pacificar esta región peruana e hizo llegar su pesar a la familia del militar.

HELICÓPTEROS RUSOS

Entre mediados del 2010 y parte del 2011, las fuerzas policiales recibieron ocho helicópteros de transporte y combate de fabricación rusa para reforzar la lucha contra terroristas y el tráfico de droga en la selva del VRAE. Fueron comprados a la firma rusa Rosoboronexport por un total de 250 millones de dólares.

Fueron seis helicópteros de transporte y combate Mi-171Sh y dos Mi-35P.

Los MI-171Sh tenían un costo aproximado de 3.5 millones de dólares (estimado) por unidad, y de unos 2 millones de dólares cada uno de los Mi-35P (cifras no oficiales). El precio total podría ascender a unos 250 millones de dólares.

En condiciones óptimas, el Mi-171Sh puede alcanzar una velocidad de 250 kilómetros por hora y transportar hasta 24 personas a una distancia de 590 kilómetros.

El Mi-35P está diseñado para transportar a ocho personas y tiene una velocidad máxima de 340 kilómetros por hora y un alcance de 500 km, según datos del fabricante.

La cooperación militar y técnica entre Rusia y Perú no es reciente. No han faltado en estos años cuestionamientos de sectores de las Fuerzas Armadas del Perú a la calidad de los materiales.

CONTROL

"Este tipo de ataques muestra una vez más que el narcoterrorismo mantiene el control territorial en la zona y que el Estado aún no lo ha recuperado", comentó al respecto Luis Giácoma Macchiavello, experto en temas de defensa y seguridad nacional.

"Percibo en el VRAE una guerra de desgaste donde Sendero tiene el dominio territorial. Se debe hacer una reestructuración para que un comando policial-militar integrado y único asuma el control de las operaciones", recomendó.

Para el especialista en temas de narcotráfico Rubén Vargas, el mantenimiento de los helicópteros es un tema de fondo.

"Lo que ha caído es un helicóptero MI-17 de la Policía Nacional. Hay una falta de mantenimiento, responsabilidad que corresponde a la Policía Aérea y al Ministerio del Interior", comentó.

Según su información, el Ministerio del Interior "no ha gastado un sol" en mantenimiento de equipos en esta coyuntura nacional, lo cual atañe -dijo- directamente al director de la PNP y al ministro del Interior.


FUENTES:
Diario Correo.pe
Diario El Comercio

07 mayo 2012

Armada de Chile recibe dos helicópteros Eurocopter AS332L Super Puma



En una solemne ceremonia realizada el 4 de mayo en la Base Aeronaval 'Viña del Mar', la Aviación Naval incorporó a su material de vuelo dos helicópteros Eurocopter AS332 L Super Puma.

La llegada de estas dos aeronaves es resultado del 'Proyecto Ícaro' cuyo objetivo es mejorar las capacidades de búsqueda y rescate de la Armada. Para ello, en el año 2010 la Dirección de Programas, Investigación y Desarrollo de la Armada (DIPRIDA), asesorada por DIRECTEMAR y la Comandancia de Aviación Naval, comenzó la búsqueda de helicópteros bimotores medianos en el mercado internacional siendo apoyada en esta tarea por Eurocopter Chile S.A.

Se analizaron las ofertas de Bristow y Canadian Helicopter Company (CHC), empresas dedicadas al transporte de personal hacia plataformas petroleras, que tenían a la venta cada una 2 Eurocopter AS332 L Super Puma.

En octubre de 2010, una comisión chilena evaluó técnicamente el estado operativo de los helicópteros de ambas firmas y se decidió adquirir los Super Puma de CHC firmándose el contrato de compra el 4 de noviembre de 2011. Las aeronaves, números de serie 2091 (Naval 80) y 2106 (Naval 81), fueron entregadas en las instalaciones que CHC tiene en la ciudad noruega de Stavanger y trasladadas al país vía marítima arribando al puerto de San Antonio el 15 de marzo. En la Base Aeronaval 'Viña del Mar' se realizaron los trabajos de armado, navalización y los respectivos vuelos de prueba.

Los nuevos helicópteros, además de realizar operaciones de búsqueda y rescate, serán empleados en misiones de exploración aeromarítima, interdicción marítima, apoyo humanitario, enlace, transporte e inserción de fuerzas especiales y paracaidistas. La Armada de Chile había previsto en el "Proyecto Ícaro" la compra de 5 helicópteros, lo cual no pudo materializarse debido a la disponibilidad de recursos, situación que espera se revierta en el mediano plazo adquiriendo el número de aeronaves restantes.

A la actividad asistieron el comandante en jefe de la Armada, almirante Edmundo González, el director general del Territorio Marítimo y Marina Mercante (DIRECTEMAR), vicealmirante Enrique Larrañaga, el comandante de Operaciones Navales, vicealmirante José Miguel Romero, el comandante de la Aviación Naval, contraalmirante Arturo Undurraga, el gerente general de Eurocopter Chile S.A, Alexandre Ceccacci, integrantes del Alto Mando Naval e invitados especiales.


FUENTE:
Infodefensa.com

04 mayo 2012

Perú, cuando de comprar se trata



Un par de décadas atrás, las Fuerzas Armadas del Perú se contaban entre las mejor equipadas de la región, hasta que la crisis económica, con hiperinflación incluida, provocó el descuido de los programas de renovación y mantenimiento de equipos militares. La falta de decisión política permitió la expansión simultánea del narcotráfico y terrorismo, hoy socios inseparables, hasta que el exceso de confianza de los mandos de Sendero Luminoso, al realizar una serie de atentados en la ciudad capital, sentenciaron su futuro inmediato. De aquel movimiento terrorista ideologizado no queda ni el rastro.

Dos hechos marcaron el declive progresivo en los niveles de equipamiento, aprestamiento y entrenamiento en los institutos armados peruanos. La dirimencia política de los militares en la década de los noventa y la reacción política posterior.

Un sector de las Fuerzas Armadas fue utilizado como herramienta para perpetuar un proyecto personal, que a la fecha aún se desconoce si dicho proyecto era del asesor o del propio presidente, ambos encarcelados. Durante esos años, únicamente la perspectiva de un conflicto generalizado con Ecuador empujó la compra de aviones de combate, tan necesarios. Aún entonces, las excesivas comisiones ilegales fueron parte importante de aquella transacción.

La reacción política posterior a la intervención militar en la vida política del país en los años noventa se plasmó en reducciones de presupuestos del Ministerio de Defensa, congelamiento de sueldos, desactivación de bases militares, a tal punto que en más de 10 años la única operación importante ha sido la dilatada compra de cuatro fragatas Lupo usadas y a precio muy económico.

Como se puede apreciar, el problema del sector Defensa del Perú es tanto de forma como de fondo. La estructura inadecuada, al no existir un acuerdo nacional detrás de la modernización militar, no permite generar coyunturas lo suficientemente dinámicas y transparentes que viabilicen una postura de Defensa acorde con los tiempos y el desarrollo económico peruano.

Los procesos de compras en los últimos tres años se han visto opacados por errores de procedimiento, protestas de corporaciones no favorecidas en las licitaciones públicas o por la nula voluntad política por gastar cientos de millones de dólares, más útiles en otros sectores, en sistemas de armas para realizar atractivos desfiles militares, en sueldos para que se inviertan miles de horas/hombre en incontables ceremonias de rigor. Los conceptos de disuasión no son interesantes para el público en general.

Aparte de la compra de misiles anti-tanque y de misiles anti-aéreos portátiles, probablemente las compras más fluidas de los últimos tiempos, se han cancelado o dilatado la compra de fusiles de asalto, tanques de manufactura china, la modernización de aviones de combate, modificación de aviones para misiones de inteligencia, modernización de submarinos y fragatas, reemplazo del buque insignia.

El caso de los tanques VT-1A modificados es emblemático. Buenos tanques, una vez modificados cumplían con los requerimientos técnicos, pero costaban aproximadamente 5 millones de dólares la unidad. Existía una oferta de tanques Leopard 2A6 usados, a menor precio. Se canceló la compra de los tanques chinos, pero curiosamente no se ha comprado nada. El Ejército del Perú continúa con sus tanques T-55.

Falló en una prueba de disparo un misil anti-tanque Spike. Falla estadística. Se armó un escándalo. Un fusil de asalto FN Herstal se trabó durante pruebas, luego gana el concurso, pero ante la protesta de empresas competidoras se paraliza la compra. Recientemente, se ha cancelado también la compra de un sistema de defensa antiaérea al consorcio formado por Northrop Grumman, Bumar Group y Rafael Advanced Defense Systems. Reportes no oficiales sobre errores de procedimiento y protesta del competidor chino CPMIEC han sido adelantados como razones detrás de esta otra suspensión de la compra. Un importante contrato que hubiese plasmado la imagen de seriedad y profesionalismo del Ministerio de Defensa, que a pesar de no haber seleccionado el mejor sistema de armas, había finalmente tomado una decisión y procedía a la etapa de ejecución.

Se aprecia nítidamente los efectos de los años de descuido político. Los procesos de compra no cuentan con suficiente apoyo, son muy frágiles y al menor tropiezo se caen solos.

El Ministerio de Defensa ha anunciado la centralización de compras militares como solución a las diversas trabas que atraviesan estos procesos. En la práctica una reorganización del sistema de compras, que según el propio ministro pretende replicar sistemas de países con más experiencia, pero también con un sistema de soporte establecido. Viene a la memoria, la Dirección General de Armamento de Francia y similares entidades en países como Suecia y Australia.

Sin embargo, pretender generar economías de escala, cuando se compran (o se espera comprar) 8 helicópteros, 250 misiles anti-tanque, 6.000 chalecos anti-bala, 140 tanques (que no se compraron) de uso exclusivo en el Ejército, un solitario sistema de defensa anti-aérea (que tampoco se compró), refleja bastante libro, buenos deseos y buenas ideas, pero carencia de sustento práctico. Ante tales cantidades, la capacidad de negociación es marginal, básicamente producto de la competencia.

El sistema de compensación industrial es magnífico cuando la industria local tiene la capacidad para asimilar las modernas tecnologías que utilizan los sistemas de armas. Unas cuantas empresas, la mayoría estatales serán beneficiadas. Sin duda un programa Offset es un gran comienzo, pero el proceso de desarrollo industrial es progresivo, requiere de constante apoyo y de un marco legislativo promotor, de un Gobierno también promotor.


FUENTE:
Infodefensa.com