03 enero 2017

Fuerza Aérea Uruguaya desactiva la mitad de su fuerza de ataque



Sin mucho ruido, sin declaraciones del Ministro de Defensa, sin comunicados oficiales, apenas con unas tímidas declaraciones del Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea, brigadier general Alberto Zanelli durante una entrevista, la Fuerza Aérea Uruguaya desactivó, al menos momentáneamente, al Escuadrón Aéreo Nº 1 (Ataque).

La noticia llega luego de que la última aeronave IA-58 Pucará en servicio presentase problemas en su planta motriz, por lo que ha quedado fuera de servicio, uniéndose al resto de la flota del mismo tipo. La grave situación de la fuerza es algo que cada día se palpita más y no es algo que resulte una novedad. Mantener en vuelo los Pucará, con problemas estructurales y de motores hace lustros, se había tornado una tarea monumental y últimamente ya se contaba con la aeronave en filas únicamente en forma simbólica pues una sola estaba volando y con algunas limitaciones operativas.

Desde el Gobierno no se ha mencionado absolutamente nada en forma oficial y la perdida de capacidades de la Fuerza Aérea pasa desapercibida sin que exista un plan de recambio o modernización. Años perdidos de negociaciones y posibles adquisiciones que nunca fructificaron llevaron a la situación actual de la que es muy difícil salir.

Ofertas por Embraer Super Tucano y Tucano, Pilatus PC-7 MkII y otros han quedado por el camino, siempre con la excusa a medias de falta de recursos y de la no conveniencia del posible negocio o donación.

La situación con los Cessna A37B Dragonfly del Escuadrón Aéreo Nº 2 (Caza) no es para nada mejor, con apenas un puñado de aeronaves en orden de vuelo y la certeza de que en un año o menos, también quedaran totalmente radiados de servicio por falta de repuestos.



Fuentes:
Infodefensa
Fuerza Aérea Uruguaya

0 comentarios: