11 junio 2016

Comienza a llegar a Nicaragua el armamento ruso



Nicaragua recibirá alrededor de 50 tanques T-72B1 procedentes de excedentes rusos, actualizados en la Planta de Reparaciones de Blindados 61 de Strelna antes de su entrega. La renovación denominada Aquila Blanca, consiste en el acoplamiento de la mira de día y noche PN-72U Sosna-U para el artillero del carro, y la termal panorámica PKP-72 Sokolinyi Glaz para el comandante del carro, además de dotarlos con un sistema de traqueo de blanco automático, sistema de gerencia del chasis, y estación de control remoto de la ametralladora NSVT Utes de 12,7mm, una unidad auxiliar de poder (APU) así como un sistema combinado de navegación satelital (GPS/GLONASS).  Finalmente se renueva un sistema de estabilización con un dispositivo de seguimiento automático de objetivos del cañón 2A45 de 125mm, y se le coloca armadura explosiva reactiva (ERA - protección contra munición cinética) del tipo Kontakt-1.

La cooperación rusa con Nicaragua se reanudó en el 2007. En 2015 Rusia se comprometía a proporcionar un crédito de entre los $250 y $300 millones de dólares a Nicaragua, a un plazo de pago de hasta 40 años, para ejecutar varios proyectos, como la instalación de un sistema de radares y la ampliación de la pista e instalaciones del Aeropuerto Augusto C. Sandino, además de la entrega de aviones comerciales. 

La adquisición de los tanques se especificó en realidad a mediados del año pasado, si bien ya antes de eso se habían entregado los BMP-1 y los BTR-70.  En febrero se concretaba la adquisición de transportes tácticos, pero sin detalles del tipo de naves adquiridas, especulándose que se trata de aviones An-26 y helicópteros Mi-17.  El gobierno nicaragüense ha informado de la necesidad de medios de defensa aérea, con capacidades de patrulla sobre los nuevos territorios en el Caribe, pero hasta la fecha no se ha concretado exactamente qué tipo de unidades podría estar por recibirse por parte de Rusia.


Fuente:
Defensa.com