18 octubre 2015

Aprobado el contrato con Elbit para la modernización del Tanque Argentino Mediano. El acuerdo podría alcanzar a un total de 108 vehículos



Mediante la Decisión Administrativa 931/2015 quedó aprobado el contrato entre el Ministerio de Defensa y la empresa israelí Elbit para la modernización del Tanque Argentino Mediano (TAM). Según lo escrito en dicho contrato, serán 74 los vehículos a modernizar, con la opción de actualizar otros 34 ejemplares adicionales hasta llegar a un total de 108 vehículos blindados TAM de la I Brigada de Caballería Blindada, que serán llevados al estándar TAM 2C, con electrónica y sistema de tiro de alta sofisticación.

Nacido de un interesante proyecto de los años setenta, se desarrolló un sistema muy práctico, el cual sigue en servicio junto con una variada clase de vehículos que conforman una familia sobre el mismo chasis, como los VCTP (Vehículo de Combate de Transporte de Infantería), VCTM (Vehículo de Combate de Transporte de Mortero, de 120 mm.), VCPC (Vehículo de Combate Puesto Comando), VCDT (Vehículo de Combate Director de Tiro), VCAMUN (Vehículo de Combate Amunicionador) y VCA (Vehículo de Combate de Artillería) que se encuentran en dotación en la fuerza terrestre. Fácil de mantener, con un buen radio de acción, excelente transitabilidad y con un todavía poderoso cañón de 105 mm., que con municiones adecuadas es sumamente peligroso, el TAM es un digno medio blindado que tiene un importante escalón logístico, de adiestramiento e industrial desarrollado por el Ejército Argentino (EA), que logra una interesante tasa de disponibilidad operativa en los escuadrones acorazados. Adaptado y probado para las realidades prácticas del país, el sistema mantuvo en primera línea al componente blindado, pero requería una modernización acorde a los tiempos.Durante marzo de 2013 finalizó el proceso de actualización del primer prototipo, denominado ahora TAM 2C.

Entre otras ventajas que tiene el nuevo TAM 2C se encuentra la posibilidad de efectuar tres disparos en marcha, contra uno, por ejemplo, del Leopard 2A4. La explicación radica en que yendo a plena marcha y en el modo estabilizado, el tanque se mueve de acuerdo al terreno, mientras que el cañón permanece prácticamente inmóvil apuntando al blanco elegido. En estas circunstancias, el cargador ve como si el cañón subiera y bajara, aunque en realidad es él mismo quien lo hace con el vehículo, conforme a los accidentes del terreno. En cambio, con el nuevo sistema se detiene la estabilización del cañón, se carga y el blanco sigue enganchado, es decir, se desestabiliza por unos momentos, mientras que el sistema de puntería sigue bloqueando el blanco. Una vez cargado y estabilizado nuevamente el cañón, este se alinea automáticamente (y desde luego estabilizándose) con la línea de puntería, claro está, en tanques cuya carga sea manual. En el tiempo que se gana permite hacer tres disparos contra uno de los carros de combate normales. Se estima que con munición especial puede tener un alcance efectivo de 3.500 m. equiparándose a oponentes con mayor calibre.



Fuente:
Defensa.com