07 marzo 2015

Argentina y Chile declararon Tierra del Fuego zona libre de Minas Antipersonales




“Venimos a reafirmar nuestro espíritu de camaradería entre los argentinos y los chilenos", expresó Rossi durante el acto, en el que simbólicamente se hicieron detonar las últimas ocho minas antipersonales ubicadas en la frontera entre ambos países, en las cercanías del Paso Internacional San Sebastián, en la Isla Grande de Tierra del Fuego.

“Estas minas representan los últimos vestigios de aquello que pudimos evitar: una guerra fratricida", señaló el ministro, quien además celebró "el hermoso proceso de integración que vive nuestra América del Sur".

El titular de la cartera de Defensa afirmó que “Argentina y Chile hace 30 años han iniciado otro camino, que continuó afianzándose a partir de la firma del Tratado de Maipú, hace 5 años".

"La relación entre las Fuerzas Argentinas de ambos países nunca han gozado de tanta cordialidad y hermandad", dijo y destacó “el trabajo conjunto entre ambos países”, al mencionar la construcción del refugio compartido en la Antártida y la Fuerza de Paz Binacional Conjunta “Cruz del Sur”.

En el mismo sentido, Burgos Varela sostuvo que “este hecho confirma el trabajo conjunto y colaborativo entre ambos países”, y agradeció a la Argentina por el “alto grado de materialidad y compromiso en el trabajo de desminado”.

El anfitrión además resaltó “las relaciones bilaterales, el diálogo entre ambos países y la confianza mutua, como así también la integración fronteriza y la cooperación e interacción en el ámbito de la defensa”.

En la ceremonia se anunció la finalización de las tareas de desminado en la Isla Grande de Tierra del Fuego. Dispositivos instalados por Chile en la década del 70, cuando ambos países estuvieron al borde de un enfrentamiento armado, el cual pudo evitarse gracias a la intervención del Papa Juan Pablo II, con la firma del Tratado de Paz y Amistad de 1984.

En total fueron 12.773 las minas implantadas, de las cuales 9.967 ya han sido retiradas desde febrero del 2009 por la Armada chilena, en el marco de la Convención de Ottawa, firmada en 1997, que establece la eliminación definitiva de los explosivos con plazo máximo el año 2020.

Acompañaron al ministro el secretario de Estrategia y Asuntos Militares, Jorge Fernández; el jefe de Gabinete de la cartera, Sergio Rossi; la subsecretaria de Gestión de Medios y Planificación Presupuestaria y Operativa para la Defensa, María Julieta Marks; y el senador Julio César Catalán Magni. También asistieron el jefe del Estado Mayor Conjunto, Luis María Carena; y el titular de la Armada, Gastón Erice.


Fuente:
Presidencia de la Nación - República Argentina