14 noviembre 2014

Chile confirma la construcción de su cuarto patrullero oceánico OPV-80





En una ceremonia realizada en el muelle 360 de la base naval de Talcahuano, Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar) se entregó oficialmente el 6 de noviembre a la Armada de Chile el patrullero de alta mar OPV-83 Marinero Fuentealba.

El nuevo OPV de la institución. que demandó una inversión estimada en 45 millones de dólares, es la tercera unidad de la clase Piloto Pardo construida por Asmar para la Armada de Chile en sus instalaciones de la planta industrial de Talcahuano. Además, es el primer buque que desarrolla y entrega esta empresa tras la paralización de dos años de las actividades de construcción naval en ese astillero tras los daños sufridos por el terremoto y tsunami del 27 de febrero de 2010.

Basada en el diseño OPV-80 de la firma alemana Fassmer GmbH y adaptada a las necesidades navales de Chile, esta clase de unidades forman parte del proyecto Danubio IV. El cometido de estos buques es ejecutar misiones de vigilancia de manera más intensa y eficiente de los espacios marítimos bajo jurisdicción nacional, resguardar la seguridad en el mar, brindar apoyo logístico a las zonas aisladas, controlar la contaminación, y proteger la infraestructura marítima y del medio ambiente en la Zona Económica Exclusiva (ZEE).

Preparado para navegar en clima antártico

El OPV-83 Marinero Fuentealba, cuyo contrato de construcción fue suscrito en diciembre de 2011 entre ASMAR y la Dirección General del Territorio Marítimo y Marina Mercante, es el primer patrullero de alta mar de la clase Piloto Pardo construido con casco reforzado tipo ice class. Esta característica permite su navegación en clima antártico. También cuenta con sistemas anticongelantes para surcar aguas frías, ya que ha sido asignado a la Tercera Zona Naval con puerto base en Punta Arenas para ejercer labores de vigilancia y tareas de rescate y salvamento en el extremo sur del continente americano.

En cuanto a sus dimensiones, no presenta mayores diferencias con sus buques gemelos OPV-81 Piloto Pardo y OPV-82 Comandante Toro, unidades en servicio desde el año 2008 y 2009 respectivamente. De este modo, cuenta con 80 metros de eslora, 13 metros de manga, 16,5 metros de puntal y 3,8 metros de calado de diseño.

El buque desplaza 1.771 toneladas a plena carga y alcanza una velocidad de 22 nudos.Su autonomía de navegación es de 30 días y tiene un rango de acción de 8 mil millas náuticas a 12 nudos. Para su propulsión cuenta con dos motores diésel Wärtsila y dispone de una planta eléctrica integrada por dos generadores diesel de 800 KVA cada uno y un generador de emergencia de 100 kVA. Su dotación está integrada por 32 tripulantes entre oficiales y marineros, y puede transportar 30 pasajeros

Respecto a su armamento principal, el Marinero Fuentealba dispone de una pieza proel Oto Melara Compatto de 76/62 mm, en lugar del cañón Bofors L70 de 40 mm de los otros dos buques de la clase, y posee un sistema de control de fuego Maitén-3/CH de la firma chilena DESA. Esta arma es complementada con seis afustes simples de operación manual para ametralladoras Browning M2 de 12,7 mm.

El Marinero Fuentealba equipa un hangar y una cubierta de vuelo para el apontaje de un helicóptero Airbus Helicopters SA-365 Dauphin II. Para desarrollar misiones de abordaje y registro de embarcaciones dispone de dos lanchas semirrígidas modelo Pumar de Asmar.

Construcción del cuarto OPV

El acto de entrega oficial fue encabezada por el ministro de Defensa Nacional, Jorge Burgos, y contó con el comandante en jefe de la Armada, almirante Enrique Larrañaga, el director general del Territorio Marítimo y Marina Mercante, vicealmirante Humberto Ramírez, el director de Asmar, contraalmirante Andrés Fonzo, entre otros integrantes del alto mando naval e invitados especiales.

Durante la actividad el ministro Burgos anunció que el proyecto Danubio IV, que contempla la adquisición de un total de cinco patrulleros de alta mar, continuará su ejecución, confirmando la construcción del cuarto OPV de la clase Piloto Pardo. Al respecto señaló que “la decisión política y administrativa ya se encuentra aprobada, faltando sólo cumplir con algunos trámites administrativos”.


Fuente:
Infodefensa