12 junio 2014

Perú descarta la compra de tanques y blindados rusos





El ministro de Defensa del Perú, Pedro Cateriano, descartó de plano los reportes de las prensa rusa sobre la compra de tanques y blindados manufacturados en dicho país, ya sean tanques T-90S, T-90MS o blindados a ruedas BTR-80.

El ministro agregó que su despacho no ha realizado provisiones para la compra de tanques rusos, no las está haciendo y no está previsto que las vaya a efectuar en el futuro. Recordó que lo que se ha comprado a Rusia son 24 helicópteros de transporte armado Mi-17, transacción que incluye la transferencia tecnológica para la instalación de un centro de mantenimiento de aeronaves de ala rotatoria de origen ruso en el Perú.

Cateriano indicó también que no es la primera vez que desmiente la compra de tanques a Rusia, y que los reportes no especializados que indicaban lo contrario no tienen sustento. Reconoció que ha habido propuestas de proveedores y de sus correspondientes gobiernos, pero de haber algún proyecto de compra estaría reflejado en el portal de adquisiciones del Estado peruano, que es de dominio público.

Fracasan negociaciones

Es aparente que los ejecutivos de la exportadora rusa Rosoboronexport no han tenido éxito al intentar convencer a los responsables de la toma de decisiones de compra en el sector Defensa peruano sobre las bondades de sus vehículos blindados, a pesar del intenso lobby desplegado. Entre otras actuaciones en este sentido, se incluyó la muestra estática de un ejemplar del tanque T-90S en la feria SITDEF 2013, realizada en la ciudad de Lima, y posteriores pruebas de desplazamiento, comportamiento y tiro con este mismo tanque, presenciadas todas ellas por gran cantidad de oficiales del Ejército del Perú (EP).

El diseño del T-90 ha llegado a su punto máximo de evolución en la variante T-90MS, en cuanto a su comportamiento y potencia de fuego mejorados. El diseño básico tiene sus orígenes en el T-54 de los años de la post-guerra (torreta de media luna), aumentado en dimensiones, volumen y masa, mejorado a lo largo del tiempo y con prestaciones que han competido mano a mano con los mejores ejemplares de la industria occidental de Defensa hasta años recientes.

Sin embargo el proyecto de tanque de nueva generación Armata es un desarrollo nacido del convencimiento de la progresiva obsolescencia de los blindados rusos, actualmente promovidos en el mercado internacional. Esta obsolescencia ha sido alegada incluso por oficiales del propio Ejército de Rusia. Movilidad, ergonomía, interface hombre-máquina, conciencia situacional, municiones, efectividad de algunas variantes de los cañones de 125 mm con que se les equipa, potencia de motores, capacidad de los sistemas de transmisión y recientemente incluso protección, uno de los tradicionales fuertes del T-90, han sido alcanzados, igualados o superados, lo que no se soluciona agregando blindaje reactivo para generar formas modernas, según numerosos expertos. El Ejército de India no parece, en cambio, estar de acuerdo, ya que ha adquirido cientos de tanques T-90.

En cuanto al BTR-80, anunciado por diversos medios como candidato para el Ejercito del Perú, es un blindado ligero de ruedas, anfibio, de una ergonomía interior muy pobre, con una pequeña rampa lateral de ingreso/egreso cuya efectividad en combate resulta discutible. Al diseñar la estación del conductor no parece que los ingenieros hayan hecho un buen trabajo, y ésto en la variante mejorada BTR-82A, que aunque armada con una muy efectiva estación de armas de 30 mm, accionar remoto y estabilizada en dos ejes, no parece alcanzar para compensar los puntos débiles del vehículo.


FUENTE:
Infodefensa