02 mayo 2014

Perú y Airbus firman un contrato para la compra de un satélite submétrico





El Ministerio de Defensa del Perú y la empresa europea Airbus Defence and Space han firmado el 24 de abril un contrato para la adquisición de un satélite de ala resolución (submétrico), que será administrado por la Comisión Nacional de Investigación y Desarrollo Aeroespacial (CONIDA). El costo del satélite es de cerca de 212 millones de dólares, al tipo de cambio vigente. El acuerdo se rubricó en la sede central del Ejército Peruano,

El satélite adquirido de uso dual (militar y civil) y multisectorial, de resolución submétrica, se constituye en el aparato más avanzado en Latinoamérica, hasta la fecha, y es el primer satélite de tan elevada resolución en la región. Será utilizado para la prevención, preparación y coordinación de respuesta ante desastres naturales;combatir el narcoterrorismo, la pesca y minería ilegal, la tala indiscriminada de bosques; para detectar pistas clandestinas de aterrizaje, campamentos terroristas, vigilancia de lugares considerados estratégicos, monitoreo ambiental, ordenamiento urbano y planificación del crecimiento de centros poblados, entre otros. Es un moderno instrumento que permitirá a Perú tomar medidas técnicas de manera oportuna, tanto para el sector público como privado.

Mediante el programa gobierno-a-gobierno utilizado para esta importante compra, el Ejecutivo francés garantizará la puesta en órbita del satélite y Perú realizará el pago directamente a Francia con lo que se implementa un mecanismo doble de control, se garantiza la efectiva transferencia de tecnología y se robustece la relación bilateral entre ambos países. Desde ya, merced al acuerdo, Perú dispone de imágenes satelitales procedentes de satélites franceses.

El jefe institucional de CONIDA, mayor general Carlos Rodríguez, agregó que el costo del satélite, que lo colocó en unos 205 millones de dólares, será recuperado en aproximadamente dos años. Rodríguez agregó que un satélite propio permite tener su control operativo, genera soberanía, que el costo es en realidad inversión por la oportuna calidad de la información que será generada y que la transferencia de tecnología submétrica permitirá incluso la comercialización de imágenes a empresas y gobiernos de otros países. El sector Defensa requiere de resolución submétrica por la mayor claridad y detalle de las imágenes, también por el interés del país por cooperar de manera más contundente en la región, por asumir el liderazgo regional en la materia y porque la tecnología de carburo de silicio integrada en el satélite es de punta, poseída únicamente por Francia. Recordó que tras el terremoto de Pisco de 2007, las primeras imágenes satelitales fueron obtenidas ocho días después del sismo.

Cuatro empresas presentaron propuestas técnicas y económicas. De Francia, Airbus Defence and Space; de Israel, Israel Aerospace Industries; de España, Deimos Space SLU, y de Reino Unido, Surrey Satellite Technology Ltd.

El proceso otorgó mayor peso a la parte técnica (80.36%), que a la económica (19.64%), y para ello definió dos variables de primer nivel, seis de segundo nivel, 24 de tercer nivel y 13 de cuarto nivel, cada una con sub-variables. El puntaje total es la suma del puntaje técnico y económico. En ese sentido, el sistema adquirido consta de segmento espacial (el satélite) y segmento terrestre (estación de control, que se ubicará en la localidad de Pucusana, a unos 60 kilómetros al sur de Lima). Para el primero, por ejemplo, se ponderó la resolución, el ancho de barrido, la longitud máxima de toma tipo franja, la velocidad de basculamiento, la velocidad de descarga de imágenes, la memoria a bordo, la redundancia de sistemas, entre otros. Para el segmento terrestre, se evaluó la escalabilidad, el tiempo de programación y el diámetro de antena, entre otros. El mismo proceso fue aplicado a las cuatro propuestas.

El peso otorgado a la parte técnica se justifica en el hecho de que a diferencia de otros equipos, un desperfecto serio en el satélite lo puede convertir en desperdicio espacial, irrecuperable.

La propuesta de Francia llegó a los 591.12 millones de soles y recibió un puntaje total de 72.36 puntos. La propuesta de Israel fue de de 580.15 millones de soles y alcanzó 68 puntos. La propuesta de España alcanzó los 565.71 millones de soles y una puntuación total de 56.09 puntos. La del Reino Unido, y que precisamente había generado controversia en medios de prensa locales no especializados, alcanzó la cifra de 458.07 millones de soles y 55.14 puntos.

El programa offset incluye imágenes, a lo largo de la vida útil del programa, de seis satélites franceses, incluyendo aparatos submétricos, métricos, SAR y de radar, además de la implementación y equipamiento con servidores franceses del CONIDA Data Center para el procesamiento de las imágenes.

Los ejecutivos del contratista europeo afirmaron además que el satélite adquirido no es un prototipo, que la tecnología está probada y que, de hecho, es un derivado de los últimos desarrollos de Airbus Defence and Space en el campo espacial. Recordaron que han realizado gran cantidad de lanzamientos, con éxito, que la empresa es líder europeo y segunda en el mundo y que el satélite peruano es el más potente de Suramérica. La maestría en la tecnología de carburo de silicio es propia de la empresa, que es un material más resistente que el diamante, de menor peso que otros materiales, que permite una mejor integración del aparato, entre otros.

Los expertos de Airbus afirmaron también que en la región, el satélite de Chile es de 1.5 metros de resolución y que Brasil y Venezuela tienen satélites con resoluciones de dos metros o más. Asimismo, señalaron que dentro de poco lanzarán un satélite similar al peruano, pero de menor capacidad (resolución de un metro) para Kazajstán.


FUENTE:
Infodefensa