04 abril 2014

Perú y Rosoboronexport no alcanzan acuerdo sobre compra de blindados





La dilatada búsqueda del Ejército del Perú para renovar su obsoleto parque blindado no arriba aún a buen puerto.

Recordemos que en la edición 2009 de la feria local de defensa SITDEF, la compañía polaca Bumar presentó un ejemplar del tanque PT-91 Twardy; hacia finales del mismo año, el Ministerio de Defensa hizo desfilar cinco tanques fabricados por la corporación china Norinco – los que aún no estaban configurados acorde con los requerimientos del Ejército (VT-1A+) - para luego en abril 2010 cancelar la inminente compra de aproximadamente 500 millones de dólares, sin mediar explicación alguna convincente y repriorizar los requerimientos hacia la adquisición de un número muy limitado de helicópteros de origen ruso.

Sin embargo, seguramente para molestia de la institución armada, la cuestión blindada no ha quedado allí. En la última edición de SITDEF, año 2013, Rosoboronexport hizo un esfuerzo interesante de venta y llevó para muestra estática un tanque T-90S, que sin duda fue la atracción central del evento. Fuentes no oficiales nos han indicado, sin embargo, ciertas críticas al blindado, como por ejemplo, lo anticuado de su transmisión y dudas sobre la capacidad real de penetración de su munición y cañón de 125 mm (cambiado en la variante modernizada T-90MS). Este compacto, de muy buen blindaje y también potente tanque se quedó para pruebas de performance y tiro, jugando en contra de la realidad presupuestal al no haber partida para tal compra; y efectivamente, no se ha concretado compra alguna.

Rusia insiste

En el mes de octubre 2013, Perú recibió la visita del ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, quien buscaba concretar el interés del Ejército peruano no solamente por los tanques T-90S sino también por los blindados a ruedas BTR-80A, de gran movilidad, interesantes opciones para montaje de armamento, pero equipados con una curiosa puerta lateral de ingreso y egreso de tropa. 110 unidades de cada tipo. Y nada, tampoco se concretó la compra de blindados, aunque sí la de 24 helicópteros MI-171Sh, aparatos que ya han demostrado sus capacidades en el accidentado territorio peruano.

Finalmente, reportes recientes indican que allí no han concluido la cosa y el tema sigue su paso, lento. En la reciente feria celebrada en la ciudad de Santiago de Chile, FIDAE 2014, se habrían sostenido conversaciones entre representantes de Rosoboronexport y las Fuerzas Armadas peruanas. El principal tema de conversación, los tanques T90S y los blindados BTR-80A. En esta oportunidad, el propio conglomerado industrial Rostec se ha encargado de confirmar que no se ha alcanzado acuerdo alguno.

Mientras tanto continúa el lobby de empresas norteamericanas, europeas y surcoreanas para colocar sus vehículos blindados en el país suramericano, seguramente aprovechando la complicada situación actual de Ucrania, fabricante de los tanques Oplot, otro de los tanques que cumple con los requerimientos peruanos.


FUENTE:
Infodefensa

0 comentarios: