01 abril 2014

México, penúltimo país en AL en gasto para Defensa





Son más de 250 mil elementos incluyendo Ejército, Armada y Fuerza Área para la defensa exterior y garantizar la seguridad interior del país, dijo el titular de la Sedena, Salvador Cienfuegos a Mario Vázquez Raña, Presidente y Director General de OEM.

General secretario Salvador Cienfuegos, ¿qué hay de una mujer pudiendo ser titular de la Sedena? Ahí está el caso de la recientemente reelecta presidenta de Chile, Michelle Bachelet, que antes ocupó el cargo de secretaria de la Defensa.

El contexto político social que en su momento prevaleció en Chile brindó la oportunidad de que una mujer como la presidenta Michelle Bachelet ocupara el cargo de secretaria de la Defensa; en nuestro país, la Secretaría de la Defensa Nacional, desde la administración 2006-2012, incorporó en la agenda institucional el tema de la equidad de género, diseñándose acciones al interior de la institución para considerar la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, atendiendo únicamente a los requisitos específicos establecidos en cada nivel de mando, cargo o comisión.

Actualmente, Don Mario, en el marco del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, se contempla la estrategia transversal "Perspectiva de Género", ello lleva a que en el programa sectorial de esta administración se considere la participación de mujeres en todas las áreas de desarrollo, incluyendo la de ser comandante de tropas y combatiente, modificando paradigmas culturales al incluirlas en actividades que tradicionalmente eran desempeñadas por hombres; en este sentido, quiero hacer, si usted me lo permite, una remembranza de la presencia de las mujeres en nuestra institución.

Si bien durante la Revolución Mexicana se tiene documentada la participación activa de mujeres, es hasta 1934 cuando ingresa al Servicio de Sanidad Militar la primera mujer; posteriormente se crean la Escuela de Enfermeras y el Cuerpo de Oficinistas, dando la oportunidad de que se empleen en las áreas de cuidados de la salud y administrativas.

En la década de los setenta, mujeres ingresan a la Escuela Médico Militar, siendo éste el primer plantel de educación militar mixto; otro hecho importante se da en 1994, cuando se otorga el grado de General Brigadier a la primera mujer militar, que se desempeñaba como cirujano dentista; este hecho marca una nueva forma de ver a las mujeres en la Secretaría, ya que trasciende el romper el simbolismo de empoderamiento exclusivo de los hombres.

Con la evolución de la sociedad mexicana se generaron cambios trascendentales al interior del Ejército y Fuerza Aérea; como ejemplo puedo mencionarle que en el 2007, ingresaron mujeres a 14 planteles educativos militares, entre ellos el Heroico Colegio Militar en el servicio de administración e intendencia, y en el Colegio del Aire en diversos servicios, y en la especialidad de piloto aviador de la Fuerza Aérea; en 2011 se crea el Observatorio para la Igualdad entre Mujeres y Hombres en el Ejército y Fuerza Aérea mexicanos con el propósito de planear, detectar, evaluar y proponer acciones encaminadas a prevenir y eliminar cualquier forma de discriminación por motivo de género y asegurar la igualdad de oportunidades para las mujeres y hombres.

Un aspecto inédito durante esta administración a mi cargo es la incorporación de mujeres como combatientes en las armas del Ejército que se imparten en el Heroico Colegio Militar; este logro las coloca dentro de la ruta profesional con la misma oportunidad para aspirar al grado de General de División y estar en condiciones de desempeñar papeles fundamentales en la toma de decisiones como funcionarias de alto nivel. Es así que en un futuro existe la posibilidad de que una mujer dirija la Secretaría de la Defensa Nacional.

En 2006 únicamente el 3.83 por ciento de los militares eran mujeres, hoy alcanzan apenas un 7 por ciento. General secretario, ¿qué hace la Sedena para atraer a más mujeres a los espacios antes considerados exclusivos para hombres?

Don Mario, efectivamente en siete años se ha duplicado el número de mujeres que portan con orgullo y distinción el uniforme de la patria; el efectivo del personal femenino y su participación en las actividades militares se da en la medida que se obtienen beneficios por el ímpetu de las mujeres. Los principales mecanismos para su ingreso son el reclutamiento en áreas operativas en el servicio de Policía Militar, en los servicios de cuidados de la salud, intendencia, archivo e historia, justicia militar, informática y administración, entre otros, así como en el sistema educativo militar; estos ámbitos ofrecen grandes oportunidades de desarrollo.

En las unidades operativas destaca el reclutamiento en la Policía Militar, contando con un efectivo aproximado de 600 mujeres distribuidas en las distintas corporaciones de este servicio, las cuales son desplegadas al igual que los hombres de las unidades a las que pertenecen en funciones propias de su especialidad en las regiones donde es requerida su presencia.

Por lo que se refiere al ámbito educativo, existen mujeres estudiando carreras profesionales de nivel licenciatura, maestría y doctorado en las ramas de la salud, aviación, ingeniería, administración y justicia militar; algunas de ellas en proceso de formación como combatientes en las ramas de artillería e ingenieros y como mencioné, en su momento, pueden ser candidatas a ocupar altos puestos en la institución.

Hoy en día las mujeres pueden ingresar a 14 planteles de educación militar, destacando el Heroico Colegio Militar, donde se forman los futuros hombres y mujeres que comandarán las unidades y ocuparán puestos de toma de decisión en diversos niveles de mando; da mucho gusto que anualmente se están incrementando de manera considerable las solicitudes de ellas para participar en el concurso de admisión al sistema, lo que es muestra de sus grandes deseos de superación profesional, de servir a su patria y a sus conciudadanos, abrazando la carrera de las armas.

El incremento de la presencia de las mujeres en las Fuerzas Armadas generó medidas consideradas en el Programa de Igualdad entre Mujeres y Hombres de la Secretaría de la Defensa Nacional, que contempla:

Cursos de preparación profesional en instituciones civiles como especialidades y maestrías en políticas públicas y género o en derechos humanos, además de talleres y conferencias de temas relacionados con la perspectiva de género.

Desarrollo de campañas de comunicación incluyente al interior de la Secretaría.

La implementación de un comité y mecanismo para la atención y prevención del hostigamiento y acoso sexual.

Medidas de promoción vertical y horizontal.

Adecuación de instalaciones.

Por lo tanto, en el instituto armado las oportunidades de desarrollo personal y profesional, así como las percepciones y beneficios son similares, y sin distinciones por motivo de género.

Del presupuesto que reciben las Fuerzas Armadas, gran parte se va para salarios y pensiones. ¿En este 2014 se destinarán más recursos a la capacitación, equipamiento y armamento?

Las Fuerzas Armadas mexicanas cuentan con un efectivo de más de 250 mil elementos, incluyendo al Ejército, Armada y Fuerza Aérea, para la defensa exterior y garantizar la seguridad interior del país.

Con este personal se debe cubrir la superficie total del territorio nacional de 5'114,295 Km.2, que incluyen 1'964,375 Km.2 de superficie territorial y 3'149,920 Km.2 de superficie marítima, lo que, aunado a una población de 112'336,538 habitantes, resulta en una proporción de un militar por cada 20.45 Km.2 y por cada 449 habitantes.

El presupuesto asignado a la Sedena en los últimos años, en alto porcentaje se ha destinado a gasto corriente; es decir, pago de sueldos de generales, jefes, oficiales y tropa, y en porcentajes menores a gasto de inversión; el monto destinado ha sido el indispensable para mantener la operatividad del Ejército y la Fuerza Aérea; sin embargo, el hecho de no destinar un mayor gasto de inversión, incrementa el desgaste del material y armamento, por lo que el personal militar realiza su mejor esfuerzo para cumplir el mantenimiento preventivo y correctivo de la manera más eficiente posible.

Don Mario, de acuerdo con informes internacionales, México es el penúltimo lugar del Continente Americano en gasto de defensa, y hablo de que ya estamos considerando el presupuesto asignado a las Secretarías de la Defensa y de Marina; para dar una idea, este gasto representa solo el 0.54 por ciento del PIB del 2014, mientras que la media regional muestra más del 1.30 por ciento.

Lo austero del presupuesto asignado a la Secretaría a mi cargo motiva e impulsa mantener e incrementar las medidas de racionalidad y transparencia en el ejercicio del gasto, permitiendo eficientar su manejo y obtener ahorros en los contratos que realiza la Sedena; resultante de ese esfuerzo, durante el año 2013 hemos llevado a cabo los siguientes proyectos:

Construcción de 66 obras, destacando un hotel para personal militar y un centro de desarrollo infantil.

Adquisición de 8 aeronaves; casi medio millar de equipos de comunicación; más de mil vehículos de diversas características y equipos de cómputo.

Sustitución de equipo médico para 12 hospitales y la compra de medicamentos de alta especialidad.

Adquisición de diverso armamento, equipo de campaña y municiones.

Fabricación de 50 vehículos blindados por nuestra industria militar.

En capacitación especializada se cubrió el adiestramiento y mantenimiento de aviación, operadores de vehículos de inspección no intrusiva, así como para operadores en seguridad radiológica.

En el presente año, con el presupuesto asignado se tiene contemplado cubrir pagos comprometidos para la compra de 6 helicópteros Cougar SC-725, 5 aviones caza C-295, un avión Boeing 787, 6 helicópteros Augusta AW109SP; 3 helicópteros UH-60, y la instalación de maquinaria y equipo para la modernización de la fábrica de armas y cartuchos.

Cabe mencionar que desde el 2011 se adquirieron cuatro radares para la vigilancia del espacio aéreo nacional; en este sentido y para reforzar su cobertura de vigilancia e intercepción aérea, en el presente año se pretende cubrir el cuarto pago de los citados aparatos y la adquisición de más radares, incluyendo la tecnología que se requiere.

Don Mario, unas Fuerzas Armadas modernas, capaces, que puedan atender cualquier eventualidad que amenace o ponga en alto riesgo a sus ciudadanos, demanda de infraestructura y pertrechos adecuados que le permitan cumplir con eficacia sus múltiples tareas.

Para lograr lo anterior se requiere considerar el incremento gradual del presupuesto que recibe esta Secretaría, tal y como lo establece el Plan Sectorial de Defensa Nacional 2013-2018, principalmente en los siguientes lineamientos y aspectos fundamentales, considerados como las líneas estratégicas de mi administración:

Mejorar los recursos materiales.

Fortalecer la educación y adiestramiento militar.

Elevar la calidad de vida del personal militar e impulsar reformas legales, actualizar la doctrina militar y desarrollar la innovación, la investigación científica y tecnológica.

General, ¿considera que el ascenso de la deserción militar se debe a que la prestación de servicios de seguridad privada o de particulares es mejor remunerada?

Tomando como punto de referencia el primer año de mi administración, hay una disminución considerable en esta conducta.

En el periodo comprendido de diciembre 2012 a noviembre de 2013 se presentaron 2,906 casos; comparativamente hablando, le puedo mencionar que durante el mismo periodo de diciembre de 2006 a noviembre de 2007 se contabilizaron 17,695 infractores; por lo anterior, Sr. Vázquez Raña, no comparto esta percepción.

La incidencia relativa de este delito en ningún caso tiene que ver con la remuneración económica; diversos estudios del Estado Mayor estiman que el principal motivo se debe a una falta de adaptación al medio y a la multitud de problemas familiares que manifiestan cuando los infractores ya no desean pertenecer a esta institución.

Las mujeres y hombres que ingresan a las Fuerzas Armadas están llamados a servir en cualquier parte del país, ya que adquieren un compromiso de servicio con todo el pueblo de México, por lo que deben sobreponerse al dilema de permanecer en un solo lugar.

Durante los primeros meses de su estancia en la institución, cada aspirante es capacitado en temas de cultura castrense e imbuido en materia de valores y virtudes que cualquier militar debe tener siempre presente, como amor a la patria, disciplina, abnegación, honestidad, entre otros; además, cada elemento cuenta con oportunidades de desarrollo, prestaciones y beneficios que le permiten tener un nivel de vida decoroso, hacerse de un patrimonio, y sostener a su familia.

El recurso humano es motivo de primordial atención, ya que en el ejercicio del alto mando del Ejército y Fuerza Aérea, y como todo comandante, tengo la misión de procurar su máximo bienestar, pues esto se traduce en disciplina, alta moral y espíritu de cuerpo.

Actualmente se han ampliado las capacidades de atención médica para el personal militar y sus derechohabientes; oportunidades para la adquisición de servicios financieros, principalmente en el rubro de vivienda; se han adoptado acciones para incrementar la convivencia familiar, destacando, entre otros, la licencia por paternidad con apoyo de pasajes para el traslado al lugar del nacimiento.

Aunado a lo anterior, se da continuidad a los programas de becas escolares y de manutención; se promueve una asignación técnica proporcional a la preparación profesional del personal militar que cuente con estudios de licenciatura; se hizo una justa nivelación del tabulador de haberes y compensaciones para que se equipare a la curva salarial de la administración pública federal, y se regionalizó la atención médica, creando hospitales de especialidades en las principales plazas del país.

Para concluir, Don Mario, quisiera mencionar que en el 2013, más de 3 mil 400 elementos, entre generales, jefes, oficiales y tropa, se retiraron dignamente del servicio activo, es decir, de acuerdo con la Ley del Instituto para la Seguridad Social de las Fuerzas Armadas Mexicanas, por haber alcanzado la edad límite acorde a su jerarquía, o por solicitud al haber prestado servicio a la nación más de 20 años; éste es el indicador que al compararlo con el índice de deserción me permite afirmar que, a pesar del riesgo actual que vive nuestro personal y sus familias, los soldados y marinos estamos muy motivados para mover a México hacia el desarrollo, sentando día a día las bases para proteger a la población y a su patrimonio.


FUENTE:
Diario de Xalapa