25 abril 2014

Kiev da 48 horas a Moscú para explicar su movimiento de tropas





Ucrania ha dado a Moscú un ultimátum de 48 horas para explicar y dar detalles de sus ejercicios militares cerca de la frontera ucraniana. El Ministerio de Asuntos Exteriores ucraniano ha asegurado que hace esta petición en virtud de los acuerdos de seguridad europea de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), de la que ambos países son miembros.

Por su parte, el viceministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Danylo Lubkivsky, ha acusado hoy jueves a Rusia de "exportar terroristas" a su territorio y ha afirmado que la campaña de propaganda del Kremlin supera incluso los niveles de la Guerra Fría.

"Esto no es un movimiento espontáneo", ha asegurado el alto cargo ucraniano sobre los altercados en el sureste del país: "Son separatistas instigados por Moscú".

Maniobras militares en la frontera

Rusia ha iniciado maniobras militares en la frontera con Ucrania en respuesta a la "operación antiterrorista" lanzada por Kiev en la localidad de Slaviansk, en el sureste del país, según anunció el ministro de Defensa ruso, Serguei Shoigu.

"Nos vemos obligados a reaccionar ante este desarrollo de la situación. A partir de hoy, iniciamos maniobras de batallones tácticos (...) en las zonas fronterizas con Ucrania", dijo el ministro ruso.

Paralelamente, el portavoz del presidente ruso, Vladimir Putin, ha asegurado que el desarrollo de los acontecimientos en Ucrania cuestiona gravemente la legitimidad de las elecciones presidenciales del 25 de mayo en Ucrania.

Pocas horas antes, Putin había advertido a las autoridades de Ucrania de que las operaciones punitivas contra la población en el sureste del país tendrían consecuencias tanto para los que las han ordenado como para las relaciones bilaterales ruso-ucranianas.

"La operación punitiva tendrá desde luego consecuencias para la gente que ha tomado esa decisión, y también para las relaciones entre los dos Estados", dijo Putin al comentar la operación antiterrorista lanzada hoy en la ciudad de Slaviansk, que ya se ha cobrado cinco muertos, según Kiev.

El Ministerio ucraniano del Interior informó hoy de que "cinco terroristas" han muerto en combate en una operación especial que empezó hoy en la ciudad de Slaviansk.

"Ya veremos cómo se desarrollan los acontecimientos", dijo Putin, quién en marzo pasado pidió y obtuvo la autorización del Senado para emplear las Fuerzas Armadas rusas en el territorio de Ucrania.

El líder del Kremlin advirtió de que "si realmente el actual régimen de Kiev ha empezado a emplear el ejercito contra la población en su propio país, se trata sin duda de un crimen muy grave contra su propio pueblo".

Agregó que si se confirman las informaciones sobre el asalto de las fuerzas especiales ucranianas a Slaviansk, controlada por milicianos prorrusos armados, a las autoridades ucranianas se les podrá llamar "junta" y "camarilla".

Slaviansk, con cerca de 120.000 habitantes, es el bastión de la sublevación prorrusa contra el Gobierno central de Kiev que estalló hace casi tres semanas en las regiones surorientales de Ucrania, de mayoría rusohablante.

"Estamos rodeados. (...) Tenemos suficiente fuerza para ofrecer resistencia", aseguró en declaraciones al canal ruso "Rossía 24" el autoproclamado alcalde de Slaviansk y líder de las milicias populares locales, Viacheslav Ponomariov.

Según Ponomariov, dos columnas de blindados están a muy pocos kilómetros de la ciudad, mientras que un corresponsal de "Rossía 24" informó desde el lugar de los hechos de que varios acorazados ya han entrado en Slaviansk.

El Gobierno ucraniano anunció la víspera que reanudaba la operación antiterrorista contra las formaciones armadas ilegales en el sureste del país.

La decisión fue adoptada por el presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchinov, después del hallazgo en Slaviansk del cadáver de diputado Vladímir Ribak, de la asamblea municipal de Górlovka, que pertenecía partido Batkivschina (Patria), la mayor formación de la coalición que gobierna en Kiev.



FUENTE:
El Mundo.es