01 abril 2014

El Salvador adelanta gestiones para recibir los aviones A-37B comprados a Chile





El Congreso de El Salvador acordó exonerar del pago de impuestos a la importación de diez aviones cazabombarderos Cessna A-37B Dragonfly adquiridos en Chile para la Fuerza Aérea Salvadoreña, en octubre del año pasado.

La iniciativa para exonerar de impuestos surgió del grupo parlamentario del oficialista FMLN. Las aeronaves costaron al país alrededor ocho millones de dólares, en un acuerdo Gobierno a Gobierno, mientras que su traslado costará 570 mil dóalres más. De acuerdo con la iniciativa de los efemelenistas, el propósito de aprobar el dictamen es para facilitar su ingreso. No se detalló el monto total exonerado de impuestos.

“Exonerarse al Gobierno de la República, del ramo de la Defensa Nacional, del pago de todo tipo de impuestos, incluyendo la trasferencia de bienes muebles y a la prestación de servicios y bodegaje que pueda causar al país la introducción de 10 aeronaves tipo A-37B”, detalló el decreto aprobado en la sesión plenaria del jueves anterior.

La negociación

El Salvador y Chile firmaron el 31 de octubre de 2013 un contrato por medio cual el país compró diez aviones A-37, con el propósito de reforzar la Fuerza Aérea Salvadoreña (FAS) para que esta cumpla con la misión de defender la soberanía nacional y reforzar el combate al narcotráfico y el crimen organizado.

El ministro de la Defensa Nacional de El Salvador, general de división David Munguía Payés, y el comandante de la Fuerza Aérea de Chile (FACH), general de aviación Manuel Gómez, firmaron el contrato mediante el cual se adquirió la flota de 10 aviones A-37 a un costo total aproximado de de 8,6 millones de dólares, lo que incluye el transporte de los mismos.

La compra también incluye motores, equipo de apoyo terrestre, tanques de combustible, repuestos y antecedentes técnicos e historiales de las aeronaves.

Munguía Payés afirmó con este convenio se fortalecerían las “capacidades de disuasión del Estado” para defender la soberanía del país. Asimismo, confirmó a inicios de año que los equipos aéreos podría llegar al final del primer trimestre del año en curso, sin embargo aún no se ha confirmado, ni de parte de El Salvador ni de Chile, si los aviones ya vendrán embarcados de camino desde Suramérica.


FUENTE:
Infodefensa