12 marzo 2014

OTAN despliega AWACS en Rumanía y Polonia para monitorizar las fronteras con Ucrania





Aviones de alerta temprana y reconocimiento AWACS (Airborne Waring and Control System) de la OTAN vigilarán desde esta semana las fronteras de Ucrania colindantes con Rumanía y Polonia tras el empeoramiento de la crisis con la intervención rusa en Crimea y el temor a que la inestabilidad se extienda a otros países de la región.

Así lo confirmó la organización Atlántica este pasado lunes en un comunicado después de una reunión del Consejo de la OTAN en la que se acordó el despliegue de estas aeronaves para “monitorizar la crisis en Ucrania”. Se especificó que estos vuelos se realizarán únicamente sobre los espacios aéreos de estos dos países aliados y de momento sin fecha establecida para su final.

Las aeronaves de reconocimiento habrían partido desde las bases que posee la organización en Geilenkirchen (Alemania) y Waddington (Inglaterra), aunque no se ha confirmado el número exacto de los aparatos que han sido enviados.

El Ministerio de Defensa rumano ha confirmado que los AWACS van a volar a una altitud de unos 9.000 metros y que sus radares pueden vigilar un área de hasta 312.000 kilómetros cuadrados, detectando objetivos volando a baja cota.

La causa más directa de la medida adoptada por la OTAN es el agravamiento de la crisis ucraniana, dándose casi por descontada la secesión de la península de Crimea tras el referéndum del próximo 16 de marzo, como paso previo para su incorporación a la Federación de Rusia.

Es otra de las medidas de choque asumías por la organización Atlántica, después de que durante la pasada semana se cancelasen todo tipo de actividades militares conjuntas previstas entre ambas partes, además de confirmarse el incremento de operaciones de sus cazabombarderos en vuelos de vigilancia en el Báltico.

Tras la decisión se haya también la solicitud de amparo de Polonia, miembro de la OTAN, sobre el artículo IV del Tratado, que prevé la consulta a altas esferas de la Alianza Atlántica en caso de que alguno de sus miembros tema por la seguridad y defensa de su integridad territorial.

Varsovia ha recurrido adicionalmente al apoyo militar del Pentágono, que ya ha desplegado este lunes 12 cazabombarderos F-16 en su base aérea de Lask para realizar maniobras de entrenamiento.



FUENTE:
Defensa.com

0 comentarios: