18 marzo 2014

Indicios de delitos en un contrato peruano con la israelí Global CST





Meses después del inicio de investigaciones, el Ministerio Público del Perú ha emitido un comunicado de prensa en el que indica haber encontrado indicios razonables (causa probable) sobre comisión de delitos en torno al contrato suscrito entre el Ministerio de Defensa y la empresa israelí Global CST, en el mes de octubre 2009, que fue valorado en unos 40 millones de soles, alrededor de 14,25 millones de dólares al tipo de cambio vigente.

Los servicios contratados fueron la asesoría técnica para formar un grupo especializado en lucha contraterrorista, diseño de conceptos operacionales, evaluación y soporte en planeamiento estratégico y táctico al Estado Mayor Conjunto, entre otros.

Ante las evidencias, el fiscal provincial coordinador de la Fiscalía Supraprovincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios, Hamilton Castro Trigoso, ha afirmado que se formalizará un proceso de investigación sobre los hechos.

Supuestas irregularidades

A pesar de que la Comisión de Fiscalización del Parlamento Nacional no encontró mérito alguno en los señalamientos sobre irregularidades, la Contraloría General de la República sostenía la existencia de irregularidades administrativas y de indicios de otra índole, área de competencia del Ministerio Público.

Al respecto, el exministro de Defensa del Perú, Rafael Rey, que durante su gestión fue firmado el contrato en cuestión, ha sostenido que los resultados de los trabajos de la empresa israelí en el país son concretos y fácilmente verificables con las capturas de mandos terroristas y el desmantelamiento progresivo de los grupos narcoterroristas que actuaban en el Alto Huallaga y más recientemente, en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM).

Sin embargo, el procurador anticorrupción, Christian Salas, señala que se habría favorecido administrativamente a Global CST, desde el inicio del proceso de contratación, en el contrato mismo y en la ejecución de los servicios contratados. Afirmaciones sobre la poca experiencia y juventud de los entrenadores israelíes se han divulgado desde los primeros meses de 2013, también se afirma que la empresa no cumplía con los requisitos para contratar con el Estado, que no rindieron parte de los servicios y que no hubo penalidades por ello.

La investigación que lleva adelante el Ministerio Público habrá de establecer la existencia o no de los delitos de colusión, malversación de fondos y falsedad ideológica. De acuerdo al procurador Christian Salas, están bajo investigación el exjefe del Comando Conjunto, Francisco Contreras, junto a otros oficiales militares y navales de alto nivel, así como a representantes de Global CST.


FUENTE:
Infodefensa

0 comentarios: