18 marzo 2014

Ejército Argentino hizo públicos 7.000 legajos de presos políticos de la dictadura







El ministro de Defensa, Agustín Rossi, les entregó ayer al canciller Héctor Timerman y su antecesor y actual legislador Jorge Taiana réplicas de los legajos de detención de sus padres durante la dictadura, luego de que se hallaran unos 7.000 documentos de esa clase en la prisión militar de Magdalena.

En un acto en el Edificio Libertador, Rossi señaló que el titular del Ejército, el teniente general César Milani, le entregó los legajos, entre los que se encontraban los pertenecientes a Jacobo Timerman y Jorge Taiana (padre), quienes durante la dictadura pasaron parte de su detención en Magdalena.

El ministro también reconoció a los guardiamarinas que encabezaron una sublevación en 1972 con el objetivo de lograr el regreso de Juan Domingo Perón al país. Se trata de Mario Galli, que está desaparecido, y Julio César Urien, que recibió la distinción en persona.

Tras el hallazgo de 1.500 actas secretas de las Juntas en octubre pasado, Rossi recibió de manos de Milani los 7.000 legajos de Magdalena, que si bien fue una prisión militar, durante la dictadura también alojó a civiles perseguidos políticos.

Rossi afirmó que luego del descubrimiento de los documentos secretos ordenó a las Fuerzas Armadas "intensificar la búsqueda de documentación". Y destacó: "Valoramos el compromiso de los jefes de las fuerzas porque gracias a su acompañamiento es que hemos llegamos a esta documentación. Estas acciones nos permite mantener vivas las esperanzas".

Al recibir la réplica, Timerman agradeció "a las Fuerzas Armadas" y consideró que este gesto muestra "una ruptura con el pasado".

"Tenemos la esperanza de que algún día estén los casi 500 legajos de los niños que están desaparecidos, por las Abuelas, y que también se pueda encontrar a los hijos de las Madres", remarcó el canciller, hijo del periodista y fundador del diario La Opinión.

A su turno, Taiana catalogó el acto como "una reparación que tiene que ver con la verdad, la justicia y la memoria". El hoy legislador porteño recordó a su padre, quien fue médico personal de Eva y Juan Domingo Perón, además de militante y funcionario del gobierno de Héctor Cámpora.

En tanto, Urien, el único que recibió el recuerdo personalmente, expresó: "Para mí es un gran honor este reconocimiento, en democracia Néstor Kirchner tuvo el valor de profundizar estas banderas de memoria verdad y justicia que hoy son posible gracias las Abuelas, a las Madres, a los jóvenes y a los trabajadores y, es una gran esperanza para poder avanzar juntos hacia el futuro en el marco del respeto de nuestra Constitución".

Los documentos fueron encontrados a mediados de enero último, cuando los presos que estaban alojados en Magdalena fueron trasladados y todos los legajos remitidos a las Fuerzas Armadas, ya que desde su creación había sido una prisión militar, pese a que funcionaba como cárcel común desde 1997.

Estuvieron en el acto desarrollado en el hall central del edificio Libertador la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini; la representante de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Tati Almeyda; el secretario de Derechos Humanos de la Nación; Martín Fresneda; el ministro de Trabajo, Carlos Tomada; y los jefes de las tres Fuerzas Armadas.



FUENTE:
LA CAPITAL