03 enero 2014

Venezuela, interesada en el Rafale dentro de sus planes de fortalecimiento aéreo





En el segundo semestre de 2013, la Fuerza Aérea Venezolana concretó una serie de negociaciones para la dotación de, al menos, 72 nuevas aeronaves.

En primer término, se suscribió un contrato con la firma alemana Ruag Aviation para la adquisición de diez aviones de transporte Dornier 228 New Generation, los cuales serán destinados al Grupo Aéreo de Transporte Nº 9, el cual opera desde la base aérea General en Jefe José Antonio Páez, de Puerto Ayacucho, estado Amazonas.

Del mismo modo, se concretó la compra de 36 aviones de entrenamiento primario Diamond DA40, los cuales, conjuntamente con 16 helicópteros de entrenamiento Enstrom 480B, también negociados, conformarán parte de la dotación del Centro de Formación Conjunta de Pilotos de la Fuerza Armada Nacional, que se va a construir en Morichal, estado Monagas.

Igualmente, se anunció la adquisición de nueve aviones de entrenamiento/ataque ligero Hongdu K-8W Karakorum, de fabricación china, para elevar la flota actual de 15 aeronaves de ese modelo a 24.

Por otra parte, durante 2013, arribaron cuatro nuevos aviones de transporte táctico mediano Shaanxi Y-8F-200W, de un total de ocho adquiridos en China en 2011. A la fecha se han recibido seis unidades, las dos unidades restantes, se estima, llegarán a comienzos de 2014.

También se sumó a la aviación de transporte, un Beechcraft King Air 200 incorporado en el mes de julio.

Por lo demás, en junio comenzaron a operar con Grupo Aéreo de Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento Nº 8, las primeros vehículos aéreos no tripulados (UAV) Arpía 1, construidos en la Planta de Sistemas Aéreos No Tripulados, de la Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares (CAVIM). El Arpia 1 es la versión local del modelo Mohajer 2, desarrollado por la firma iraní Qods Aeronautics Industries

Finalmente, continúa el proceso de Inspección Mayor tipo G de once helicópteros AS332B1 Súper Puma y AS532AC/UL Cougar, que adelanta Eurocopter en su planta de Marsella, Francia, desde finales de 2011 y que debe culminar en 2015.

Entre Rusia, China y Francia

En julio de 2012, Venezuela formalizó ante el gobierno ruso una solicitud para adquirir aviones de combate Sukhoi Su-35, con los cuales se remplazaría a los Lockheed Martin F-16A/B Block 15 Fighting Falcon. Sin embargo, la Fuerza Aérea Venezolana no ha descartado otras opciones como, por ejemplo, el J-10 chino, aunque el fabricante, Chengdu Aircraf Industry Corporation, ha respondido que el avión aún no está disponible para la exportación. Sin embargo, según aseguran algunas fuentes locales e internacionales, actualmente el interés venezolano estaría centrado en el Dassault Rafale.

Otro proyecto importante, es el de la adquisición de un nuevo avión presidencial. Se han evaluado distintos modelos, incluido el Ilyushin Il-96, pero la propuesta más reciente es la referida al Embraer E190 Advanced Range.

Recuperación de aeronaves e infraestructura

En el presupuesto de 2014, está contemplado el gasto de 7.000 millones de bolívares, (1.110.690.000 dólares), para la recuperación de sistemas de armas. Asimismo, están siendo invertidos más de 5 millones de dólares, en partes y repuestos para la recuperación de los aviones de entrenamiento Alenia Aermacchi SF.260 y Cessna 182 Skylane, así como, para los ultralivianos Challenger LSSII Special, estos últimos, pertenecientes a la Academia Militar de la Aviación.

Además, el presupuesto de 2014, contempla una inversión de 2,1 millardos de bolívares (333.207.000 dólares), para adecuación de la infraestructura y el equipamiento de los sistemas de información y comunicación.


FUENTE:
Infodefensa

0 comentarios: