09 enero 2014

Personal militar boliviano administrará segmento de seguridad y defensa del satélite Túpac Katari





El ministro de Defensa boliviano, Rubén Saavedra Soto, y el comandante en jefe de sus Fuerzas Armadas, almirante Víctor Baldivieso Haché, declararon por separado, que el segmento de seguridad y defensa del satélite Túpac Katari, lanzado desde China el pasado 20 de diciembre, será administrado por personal militar boliviano, según reseñan la prensa oficial y privada del país suramericano.

“Dentro del satélite de telecomunicación Túpac Katari existen segmentos específicos que serán administrados por nuestras Fuerzas Armadas”, dijo a la Agencia Boliviana de Información (ABI), el ministro Saavedra. A tal efecto, agregó, un grupo de oficiales de las Fuerzas Armadas viajaron a China junto a otros becarios, para capacitarse y especializarse en el manejo del satélite, sobre todo, en el segmento que corresponde a “seguridad y defensa”.

Por su parte, el almirante Baldivieso, calificó de “día histórico” para los bolivianos, el ingresar a la era espacial. Con tal motivo, recordó, se creó el Centro de Investigación Científica y Tecnológica de las Fuerzas Armadas, en la Universidad Militar, con personal capacitado que tendrá un activa participación en el satélite Túpac Katari.

Primeras en utilizarlo

Posteriormente, el ministro Saavedra dijo que se prevé que las Fuerzas Armadas serán las primeras en utilizar los servicios que brindará el satélite Túpac Katari a partir de entre marzo y abril, del presente año. “Las Fuerzas Armadas serán una de las primeras entidades en utilizar el satélite”, mencionó en entrevista con la televisora estatal Bolivia TV.

Explicó, que resultado de un trabajo que empezó hace tres años, la institución castrense ya cuenta con un sistema de comunicación militar instalado, un telepuerto y 220 antenas satelitales. En ese contexto, manifestó que el funcionamiento del satélite facilitará la labor de las Fuerzas Armadas cuya misión, según la Constitución, es controlar el territorio nacional, además de la defensa del Estado. “Será una herramienta fundamental”, dijo, para la vigilancia y el control, a través de un sistema de inteligencia con voz e imagen, “un sistema eficiente de comunicación militar”.

Además de la labor de seguridad y defensa, Saavedra informó que el satélite posibilitará instalar telecentros educativos en todos los recintos militares del país para capacitar a los jóvenes que prestan el servicio militar obligatorio, y un sistema de telemedicina para atender temas de salud de oficiales y soldados.

El Túpac Katari

El Túpac Katari, primer satélite de Bolivia, fue lanzado al espacio el pasado 20 de diciembre, desde el centro de lanzamiento de Xichang, en China. Ya se encuentra ubicado en su órbita definitiva, a 36 mil kilómetros de altura, y se inició su monitoreo permanente, y, entre marzo y abril de este año, se prevé el inicio de la prestación de servicios.

De acuerdo a la información oficial, el Túpac Katari (TKSAT-1) es un satélite de comunicaciones, con capacidad de retransmitir información entre diferentes puntos del planeta. Fue construido en China, utilizando partes fabricadas en Francia, Alemania y Estados Unidos. Su peso es de 5,2 toneladas y mide 28 metros de extremo a extremo con los paneles solares completamente desplegados

Según los constructores, tiene 110 baterías de níquel, dos paneles solares, guías de onda, cohetes, tanques de combustible y 30 repetidores de microondas, que son dispositivos electrónicos utilizados en las comunicaciones inalámbricas Su potencia eléctrica es de 10 kilovatios

Dispone de antenas para diversas aplicaciones. Las antenas de telecomunicaciones forman cuatro haces: uno que cubre toda Sudamérica, otra que cubre desde Venezuela hasta Paraguay y Uruguay, formando una medialuna, un haz concentrado y direccionable a cualquier punto de Centroamérica y Sudamérica, y, el último, que cubre exclusivamente todo Bolivia. Es de tipo geoestacionario y tiene un tiempo de vida mayor a 15 años.

La principal estación terrena de rastreo de Bolivia, la de Amachuma, está situada a 4 mil metros de altitud y a 32 kilómetros de la ciudad de La Paz y fue inaugurada a comienzos de diciembre e 2013.



FUENTE:
Infodefensa