03 enero 2014

Nuevos sistemas navales y terrestres engrosan el arsenal colombiano





La adquisición de nuevos vehículos terrestres y la botadura del nuevo buque oceánico de patrulla 7 de agosto han protagonizado en Colombia un año en el que los sistemas de simulación también han ocupado un lugar destacado.

Entregas navales de Cotecmar

Durante el segundo semestre del presente año, se llevó a cabo la ceremonia de bautizo y botadura de la patrullera oceánica (OPV) 7 de Agosto, en las instalaciones del astillero colombiano COTECMAR. Luego y comienzos del mes de diciembre realizó y superó con éxito sus primeras pruebas de mar, encontrándose ya en la etapa final de armado en las instalaciones de este astillero.

La Corporación de Ciencia y Tecnología para el Desarrolla de la Industria Naval, Marítima y Fluvial –COTECMAR-, también entregó este año al Brasil, las dos primeras Lanchas Patrulleras de Río (de cuatro), contratadas para su armado por ese país.

Cabe recordar, que el astillero colombiano y el gobierno brasilero firmaron en el 2012 un contrato para la venta de 4 de estas embarcaciones por montos revelados en los 8.375.350 millones de dólares, y que serán destinas a la Armada y al Ejército de esa nación. Sin embargo y tras conversaciones iniciadas durante la pasada exposición Colombiamar 2013 y seguidas en la de LAAD-2013, existe un fuerte interés del gobierno del Brasil por dos embarcaciones adicionales a las ya encargadas.

Por otra parte, a comienzos del mes de octubre las compañías europeas Oto Melara y Thales Group, adelantaron en Colombia los seminarios sobre Equipos Navales y Sistemas de Armas de Artillería en el Nuevo Instrumento Naval.

Los mismos se llevaron a cabo en la Escuela Naval de Cadetes Almirante Padilla, ante altos oficiales de la Armada Colombiana, y tuvo como principal objeto, exponer los sistemas Cañón 127/64 LW Vulcano y Cañón 76/62 Littoral Warfare, así como los últimos avances en mástiles Integrados, Sistemas de Gestión de Combate, Sistemas Integrados de Comunicaciones y Sonares, para su posible uso e implementación en las nuevas Plataformas Estratégicas de Superficie –Proyecto PES- que ha comenzado a desarrollar la ARC.

Los seminarios son parte del esfuerzo académico que la ARC está adelantando, con miras al desarrollo –y pronto inicio- de su Proyecto PES, con el fin de poder constituir una completa Fuerza Defensiva Oceánica, para el 2030.

Nuevos vehículos del Ejercito

En cuanto a sistemas terrestres, el Ministerio de la Defensa de Colombia ha celebrado el pasado 6 de diciembre el contrato para la compra de 13 nuevos vehículos SAND CAT a través del proceso de Contratación Directa Reservada No.002-196-2013, por medio del cual la Agencia Logística de las Fuerzas Militares firmó con la compañía PLASAN SASA LTD la adquisición de 13 MRAP Sand Cat (con capacidad para ocho uniformados) para la Policía y el Ejército Colombianos y con el objeto de ser utilizados durante la Fase II del Programa de Seguridad en Carreteras Nacionales (PSCN).

Cinco de estos sistemas serán destinados a la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía y los ocho restantes (con estación de armas) al Ejército. Los vehículos de la Policía fueron tasados a 386.828 dólares la unidad, mientras que los del Ejército a 430.491 dólares por unidad, siendo el valor total del contrato de 5.378.068 dólare.

Colombia también ha adquirido este año ocho nuevos blindados LAV III de General Dynamics Land Systems, producto de negociaciones adelantadas desde abril y que finalmente se cerraron el mes pasado. Los nuevos 8x8, serán equipados con la estación remota de armas Rafael Advance Defense System Samson RCWS Mini, al igual que los 24 ya adquiridos en diciembre de 2012 por este país, modelos con los cuales busca dotar a sus unidades de Infantería Mecanizada, dentro de los procesos de modernización que de sus medios blindados adelanta esta nación.

También en relación a vehículos terrestres, para mediados de años fueron probados en Israel y ante una comisión de oficiales del Ejército y la Policía Colombianas, los vehículos Umi Gaia Thunder y Zibar MK-II, en la región de los Altos del Golán. La demostración se realizo sobre vías pavimentadas, destapadas, terrenos abruptos y pendientes, así como sobre obstáculos y terreno fangoso. Estas pruebas tienen razón en el interés del gobierno colombiano de crear y dotar un Grupo de Operaciones Especiales Móvil y destinarlo a la vigilancia y control de las principales vías –y troncales- del país.

En otro tipo de sistemas terrestres, este año también se ha anunciado que BAE Systems, ofrecerá al gobierno colombiano –dentro del proceso de selección de nuevos obuses de 155 mm- sus sistemas M777, M109 A5 y A6 Paladin.

La intención de la multinacional británica BAE Systems, es la de brindar dos soluciones diferentes, cubriendo así toda la gama de requerimientos que el Ejército de Colombia ha establecido a través de los estudios técnicos realizados por la División de Artillería –sondeos de mercado- con el fin de adelantar el proceso de selección de nuevos obuses autopropulsados/remolcados (sobre orugas o ruedas), del que se esperarían adquisiciones por un máximo de 25 unidades (compra inicial de 12 piezas) a partir del año 2014.

También ha destacado la entrada en funcionamiento del nuevo sistema de simulación virtual para vehículos 4x4 MARKAB, producto desarrollado por la Corporación De Alta Tecnología Para La Defensa (CODALTEC), y con el apoyo de la Dirección de Ciencia, Tecnología e Innovación del Ministerio de la Defensa Colombiano. El MARKAB, será empleado en el entrenamiento (y reentrenamiento) de las tripulaciones de los vehículos Textron Land And Marine Systems Commando Advance (M-1117 Guardian), AFV, desplegados por el Ejército de esta nación.




FUENTE:
Infodefensa

0 comentarios: