27 diciembre 2013

Perú confirma la compra de helicópteros Mi-17 y sus planes para diez patrulleras





El ministro de Defensa del Perú, Pedro Cateriano, realizó una peculiar (por su alto contenido político) presentación ante la Comisión de Defensa del Congreso Nacional en la que delineó los principales proyectos en marcha, en el marco del programa de modernización militar que lleva a adelante su despacho.

Cateriano afirmó que es inminente la compra de 24 helicópteros MI-17 a Rosoboronexport, con el agregado que Rusia establecerá un centro de mantenimiento para la atención de aeronaves de ala rotatoria de origen ruso. Este centro, de haber demanda –ya que en otros países de la región funcionan centros similares amén de empresas privadas certificadas incluso dentro del Perú– atenderá las necesidades MRO (mantenimiento, reparación y overhaul) de helicópteros rusos en la región. El requerimiento para la compra de estos helicópteros se originó en el Ejército del Perú.

Asimismo, indicó que existe un requerimiento para la compra de aviones de entrenamiento avanzado y ataque ligero Embraer Súper Tucano, pero que la conveniencia de esta eventual transacción de compra-venta aún está bajo análisis. Cabe recordar que Perú y Corea acaban de inaugurar un centro de coproducción de aviones KT-1P, con capacidad suficiente para interceptar avionetas que realicen vuelos irregulares en territorio peruano, lo que ha sido demostrado por los T-27 Tucano (de performance similar) de la Fuerza Aérea del Perú (FAP) durante el suspendido programa de interdicción desarrollado en conjunto con Estados Unidos.

Defensa Aérea

Cateriano también confirmó la limitada cobertura radárica del espacio aéreo peruano por la inoperatividad de radares de origen estadounidense, debido a la falta de repuestos. La Fuerza Aérea del Perú, con el apoyo financiero de la agencia estatal DEVIDA, está desarrollando radares de vigilancia aérea para tales fines y las primeras unidades deberían ser entregadas temprano en 2014.

Ahorro con el C-27J Spartan

Mención aparte recibió la pendiente compra de un sistema de defensa antiaérea, que lleva en proceso cinco años, ha sido cancelada en repetidas oportunidades y es de urgente necesidad.

En cuanto a la compra de dos aviones de transporte militar C-27J Spartan, indicó que el Estado ha ahorrado doce millones de dólares y que la potencia de estas aeronaves garantizan seguridad en misiones sobre los Andes. El Spartan es un diseño pensado para misiones militares desde sus inicios.

Patrulleras

Confirmó la intención de comprar diez patrulleras guardacostas de 500 toneladas para la Marina de Guerra del Perú, cinco de las cuales ya han sido adjudicadas a un astillero coreano y que serán construidas en instalaciones de SIMA Perú, empresa estatal que es el foco de un esfuerzo de modernización que involucra el regreso a la construcción de embarcaciones de alta borda y la ampliación de sus instalaciones, incluyendo un dique seco de gran capacidad.

Finalmente, además de desmentir nuevamente compras de armamento por 2.300 millones de dólares para el próximo año, el ministro peruano resaltó que el gobierno anterior había invertido innecesariamente 140 millones de dólares, y que el programa financiado no había revertido frutos al sector Defensa. Tal monto se refiere a la primera fase del proyecto de reparación, overhaul y modernización de los 12 aviones de combate Mirage 2000 de la FAP. Queda pendiente la modernización de sensores y la compra de armamento moderno. MBDA y Thales presentaron a mediados de año una completa propuesta en ese sentido, sin embargo no es la primera vez que Cateriano cuestiona la viabilidad a futuro en el Perú del capaz delta fabricado por Dassault.



FUENTE:
Infodefensa