05 noviembre 2013

Retiro de Haití generará pérdidas millonarias a militares uruguayos





De concretarse la voluntad del presidente José Mujica de retirar las tropas uruguayas de la misión de paz de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Haití, las Fuerzas Armadas y el personal afectado a esa tarea sufrirían pérdidas millonarias. Sólo en salarios, el total de efectivos recibe cerca de US$ 12 millones por año. A eso se debe sumar el dinero que reciben por disponer de materiales, como por ejemplo lanchas.

La decisión política del Poder Ejecutivo, basada en incumplimientos democráticos internos de la isla y el accionar de países vecinos como Brasil, pondría en aprietos a un grupo importante de militantes que ven en las misiones de paz una salida económica única para mejorar su futuro.

Actualmente, en la misión de la ONU en Haití (Minustah) hay 933 militares uruguayos desplegados en dos batallones. De ellos, 816 pertenecen al Ejército y 112 a la Armada, mientras que los restantes cinco son policías, informaron a El Observador fuentes oficiales. Aproximadamente 10% tienen rango de oficiales, y el resto son soldados.

Esos efectivos del rango más bajo reciben un salario cercano a los US$ 1.000 por mes, que cobran una vez que regresan a Montevideo, o bien lo retiran sus familias. Los oficiales perciben el doble o más, según su rango. Los capitanes, por ejemplo, cobran US$ 2.300 por mes, los tenientes US$ 2.700 y los coroneles US$ 4.000.

La Armada tiene cinco bases en Haití, donde se mueve con lanchas. Por el uso de esos aparatos las fuerzas uruguayas reciben mensualmente un dinero, que ronda los US$ 6 mil por cada uno. Ese monto se destina al mantenimiento de los equipos, pero también para completar la remuneración de personal.

Un capitán de la Armada que participó de misiones de paz en Haití dijo a El Observador que el retiro, por más que haya sido anunciado, no deja de ser un “golpe negativo” a los militares uruguayos. “Es un golpe totalmente negativo tanto para soldados como para oficiales. En mi caso, con dos misiones pude comprarme el apartamento”, contó el oficial, que pidió mantener su nombre en reserva.

En total, las Fuerzas Armadas uruguayas tienen desplegados 3.130 efectivos en las distintas misiones en las que participa. En Congo tiene 1.162, en tanto que en otras participa con observadores: India y Pakistán (8); Costa de Marfil (6); Sinaí (1); Liberia (4); Sudán (1); en tanto que otros cinco oficiales son agregados diplomáticos ante la ONU en Nueva York.

Además del dinero, los militares toman las misiones como oportunidad de completar su formación y aplicar los conocimientos adquiridos. Es un estímulo para su carrera, más allá de los riesgos que pueden existir, como los sanitarios. De todos modos, a esta altura casi todo militar que quiso ha ido a una misión, explicó a El Observador un coronel del Ejército que tiene seis viajes encima. Esa experiencia en los efectivos (Uruguay ha sido desde hace años el país que aporta más militares de acuerdo a su población) hace también que las Fuerzas Armadas tengan dificultades para reclutar el personal que demanda la ONU.

Desde hace algunos años, de hecho, los relevos se hacen con menos hombres. Se van más de los que vienen. En Haití la reducción se estaba cumpliendo, aunque existe autorización para seguir hasta octubre de 2014. Uruguay tiene aprobada una reducción de 33% de su personal.

Entre los militares tienen como principal el “objetivo Congo”, adonde hay buena cantidad de vacantes para completar en cada relevo.



FUENTE:
El Observador (Uruguay)

0 comentarios: