29 noviembre 2013

La coreana KAI abre en Perú un centro de ensamblaje de aviones de entrenamiento KT-1P





El contrato de coproducción y ensamblaje de aviones de entrenamiento básico KT-1P firmado entre la Fuerza Aérea del Perú (FAP) y Korea Aerospace Industries (KAI), a través de un acuerdo gobierno a gobierno entre Corea y Perú, avanza a buen pie luego de la inauguración del Centro de Ensamblaje de Aviones KT-1P en la sede principal del Servicio de Mantenimiento (SEMAN) de la FAP en la base aérea Las Palmas, ubicada en la ciudad de Lima.

Las instalaciones constan de cuatro modernos hangares, ambiente de manufactura de partes, laboratorio de pruebas no destructivas, taller de pintura, simulador de vuelo (co-producido por ambas partes) y un edificio administrativo.

La ceremonia de apertura contó con la presencia del ministro de Defensa del Perú, Pedro Cateriano; del comandante general de la FAP, general Jaime Figueroa Olivos; del embajador de Corea del Sur Park Hee-Kwon, y del presidente ejecutivo de KAI, Ha Sung-Yong, además del alto mando de la FAP y otras autoridades estatales.

En palabras del general Figueroa Olivos, las nuevas instalaciones proyectan el futuro de la FAP, con capacidad independiente para labores de mantenimiento de sus activos aéreos, sino que permitirá ofrecer los productos del centro de coproducción a otras fuerzas aéreas de Latinoamérica. Se pretende que la nueva planta sea un punto de partida para el resurgimiento de la industria aeronáutica local, con el objetivo ulterior de fabricar aeronaves de combate dentro de un período aproximado de diez años.

El presidente de KAI, a su turno, confirmó que la transferencia de tecnología no involucra únicamente el ensamblaje de los aviones, sino además a la producción de partes y piezas, a las capacidades de manto mayor, y la capacitación de técnicos y pilotos en Corea del Sur, entre otros.

Tecnología para aeronaves no tripuladas

La planta de coproducción local tiene el encargo de ensamblar 16 aviones KT-1P, completamente digitalizados, en sus instalaciones con la participación de técnicos peruanos. Los otros cuatro aviones incluidos en el contrato serán fabricados en las instalaciones de KAI en Corea y deberán de ser entregados en 2014. El acuerdo contempla también la transferencia de tecnologías para la manufactura de sistemas aéreos no tripulados.

El embajador coreano indicó que este proyecto piloto contribuirá de forma decisiva a modernizar la FAP y el relanzamiento de la futura industria aeronáutica peruana, incluyendo la eventual exportación de aviones militares a la región.

Durante la inauguración del local de coproducción se mostraron maquetas de aviones no tripulados y del avión de ataque ligero KAI FA-50, que también ha captado el interés del alto mando de la FAP.

Finalmente y como una muestra del creciente intercambio entre ambos países, la embajada de Corea del Sur inauguró recientemente un nuevo local en la ciudad de Lima para mejorar los eventos, servicios y gestiones que lleva adelante en el país suramericano.



FUENTE:
Infodefensa