15 noviembre 2013

El Salvador adelanta 2 millones a Chile por la compra de 10 aviones Cessna A-37B







El Ministerio de la Defensa Nacional de El Salvador adelantó dos millones de de dólares de un pago total de alrededor de 8,6 millones de dólares a Chile por la compra de 10 aviones de ataque ligero Cessna A-37 B Dragonfly, informó el titular de la institución, general de división David Munguía Payés.

Munguía espera que de acuerdo con el cronograma, las aeronaves puedan estar arribando a El Salvador hacia finales de marzo del próximo año e informó, además, que una comitiva viajará este mismo mes de noviembre a Chile con el objetivo de seguir de cerca el desarrollo del embalaje de las aeronaves. El funcionario también reiteró que los aviones permitirán a la institución castrense estar preparada para enfrentar cualquier amenaza, tanto para combatir el narcotráfico como para resguardar la soberanía del país.

Recelos de Honduras


El presidente hondureño, Porfirio Lobo, dijo recientemente que pedirá investigar ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas la compra salvadoreña, esto con relación al conflicto limítrofe de la isla Conejo, en el Golfo de Fonseca, en el océano Pacífico, que mantienen ambas naciones centroamericanas. Según el general Munguía la disputa coincidió con la adquisición de los aviones y no es en respuesta a la supuesta ocupación hondureña del territorio isleño reclamado como salvadoreño históricamente.

Por su parte, el presidente salvadoreño, Mauricio Funes, calificó de “injerencia” las intenciones hondureñas de investigar la compra de un lote de aviones a Chile, pues es un asunto interno que nada tiene que ver con la isla Conejo.

“Este es un esfuerzo que viene haciendo el Gobierno de El Salvador para apoyar a la Fuerza Armada, y particularmente a la Fuerza Aérea, desde el inicio del mandato, no ahora que se ha dado la coyuntura con la Isla Conejo”, afirmó Funes.

Remarcó que el objetivo de la compra de los aviones, que los mismos funcionarios hondureños han calificado de obsoletos al compararlos con sus aeronaves, es “fortalecer a la Fuerza Aérea y particularmente colaborar en las actividades de persecución y combate a la narcoactividad”. “Nadie está pensando en declararle la guerra a ningún otro país, somos pacifistas por vocación y creemos en la solución de los conflictos a través del dialogo”, enfatizó el gobernante salvadoreño.


FUENTE:
Infodefensa

0 comentarios: