28 octubre 2013

Rusia propone a Brasil desarrollar conjuntamente el avión de quinta generación T-50




Rusia propone a Brasil desarrollar conjuntamente el avión de quinta generación T-50, lo que podría impulsar la cooperación técnico-militar entre ambos países en el ámbito aeronáutico.

La adquisición de cazas rusos convertiría el Ejército brasileño del Aire en uno de los más fuertes en el mundo.

Brasil viene eligiendo un caza moderno desde hace muchos años, y las licitaciones F-X2 para la compra de treinta y seis cazas pesados no han concluido aun. En la lista corta quedaron tres aviones: el Rafale de la empresa francesa Dassault, el Boeing F/A-18E/F Super Hornet y el JAS-39 Gripen-NG de la sueca Saab. Las primeras licitaciones F-X fueron suspendidas en 2005 debido a la escasez de finanzas. También hoy, las razones económicas pesan sobre la toma de la decisión definitiva.

Rusia no entró en esa lista con su caza Su-35, y las causas se ignoran. Paralelamente, la agencia rusa exportadora de armas Rosoboronexport, la Corporación Aeronáutica y los poderes públicos no pierden la esperanza de cerrar una transacción para el suministro de los Su-35 al país sudamericano.

Su-35 posee varias ventajas que lo convierten en un aparato ideal para Brasil, a saber: dos motores que proporcionan una gran autonomía de vuelo, lo que hace más fácil su explotación y aumenta la fiabilidad del caza en medio de escasos aeródromos y grandes espacios a cubrir, incluidos los marítimos.

Por las características del armamento y los equipos, tan sólo el Super Hornet puede considerarse un digno rival del Su-35, siendo inferior al avión ruso por los parámetros técnicos como la autonomía de vuelo, velocidad y maniobrabilidad.

Pero, tomando en consideración el fomento de la propia industria aeronáutica brasileña y una aguda lucha competitiva, las meras ventajas técnicas no bastan para imponerse a los rivales que participan en la licitación F-X2.

Pero Rusia tiene para Brasil dos importantes ofertas adicionales: promover la coproducción, encomendándole al país sudamericano el ensamblaje de los Su-35 (y, tal vez, la producción de algunas piezas no muy importantes) y desarrollar conjuntamente el avión de quinta generación Т-50.

FUENTE:
PiensaChile.com

0 comentarios: