01 agosto 2013

Fuerza Aérea Colombiana recibirá en octubre el primer UAV israelí




El comandante de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), general Tito Saúl Pinilla, confirmó la próxima recepción de sistemas aéreos no tripulados de origen israelí, que llegarán al país en octubre próximo, merced a la firma de un convenio gobierno a gobierno. El número de aparatos enmarcados en ese acuerdo, del tipo Hermes 450 y Hermes 900, no fue confirmado oficialmente por el comandante.

Pinilla sí precisó que "llegarán dos sistemas diferentes en un acuerdo ya hecho público con el Gobierno de Israel", señalando que serán "más avanzados (que los actuales) en sus capacidades de inteligencia y de alcance".
El comandante de la Fuerza Aérea desmintió, por otra parte, lo publicado recientemente en el rotativo The Washington Post, donde se afirmaba que el Gobierno de Estados Unidos enviaría a Colombia aviones remotamente tripulados que han sido utilizados en Afganistán. "Nosotros hasta hoy no tenemos información que nos permita tener esos equipos", aseguró, "si la decisión del Gobierno de Estados Unidos es enviarlos a Colombia".

Proyecto Iris

En sus declaraciones a los medios colombianos, Pinilla destacó asimismo los progresos del programa colombiano de UAV denominado “Iris”, desarrollado por encargo de la FAC por la Corporación de la Industria Aeronáutica Colombiana (CIAC), cuyo prototipo, dijo, comenzará a volar la próxima semana en el Mando Aéreo de Mantenimiento, ubicado en Madrid, municipio cercano a Bogotá. El desarrollo de este UAV, construido en el Comando Aéreo de Mantenimiento en Madrid, se enmarca en el proceso que acometen las Fuerzas Armadas colombinas para fortalecer las actividades de inteligencia en el país.

El general de las Fuerzas Armadas de Colombia y director General de CIAC, Guillermo León, afirmaba hace unos meses que el proyecto “busca que el país tenga autonomía en la construcción de estas aeronaves, estratégicas en el mundo militar”.

Colombia ya tiene en vuelo al “Navigator X2”, el primer UAV fabricado en el país. Tiene 5 metros de envergadura, está construido en fibra de carbono, alcanza una velocidad de 85 kilómetros por hora, vuela a 4.300 metros sobre el nivel del mar y transmite imágenes en tiempo real a una estación en tierra, siempre y cuando la distancia no supere los 30 kilómetros. Es el primer sistema no tripulado hecho en el país que está volando y será destinado a usos civiles. La versión militar, con una inversión del Gobierno colombiano de más de un millón de dólares, tiene 3,20 metros de envergadura y se espera que supere al Navigator en techo de vuelo y en capacidad de transmisión remota de imágenes.


FUENTE:
Defensa.com