18 julio 2013

Fuerza Aérea de Perú y KAI inician la remodelación de hangares para el ensamblaje de los KT-1





En la Base Aérea de “Las Palmas”, la Fuerza Aérea del Perú y Korea Aerospace Industries (KAI) – en el marco de una simbólica ceremonia – han dado inicio a los trabajos de remodelación y habilitación de los hangares donde se montará la línea de ensamblaje de los aviones de instrucción KT-1P Ungbi adquiridos en noviembre de 2012. El Contrato de Adquisición y coproducción de los KT-1P, enmarcado en una negociación gobierno a gobierno y aplicando la Directiva sobre Compensaciones Industriales (Offset), se cifro en 208,8 millones de dólares. El pago inicial fue de un 30% del monto total, programándose que el resto se abone a medida que se fabriquen y entreguen las aeronaves.

Entre otros aspectos, el contrato prevé un proceso de capacitación de personal de pilotos, ingenieros y técnicos de la Fuerza Aérea, no solo para la operación de dichas aeronaves, sino también en los procesos productivos de planta durante el período de fabricación de las primeras cuatro unidades en Corea. Las 16 aeronaves restantes serán coproducidas en la Línea de Ensamblaje en “Las Palmas” concretando así un ambicioso proceso de transferencia de tecnología punta que permitirá relanzar la industria aeronáutica peruana. De otra parte, el Programa de Compensaciones Industriales (Offset) comprende, además de la coproducción de piezas y partes, un simulador de vuelo, un centro de pruebas funcionales y la transferencia de tecnología de UAVs. De acuerdo a información extraoficial, la entrega de los 4 KT-1P fabricados en Corea está programada para agosto de 2014.

El KT-1P – diseño de exportación basado en el KT-1C – es un avión de instrucción primaria con una cierta capacidad para desempeñar misiones de apoyo táctico. Su longitud es de 10.26 m, la envergadura de 10.59 m. y la altura de 3.68 m, siendo su superficie alar de 16 m. Están propulsados por un motor Pratt &Whitney PT6A-62 de 950 hp que le brindan una velocidad de crucero de 574 km/h, un techo de operación de 11,580 m. y un alcance de 1,300 km. El peso máximo al despegue es de 2,500 kg. El KT-1C dispone de una cabina con aviónica de última generación dotada, entre otros, con pantallas multifunción (MFD), computador de misión (MC) y panel BFI (Back-up Fligth Instrument), además de un sistema generador de oxigeno (OBOGS).

La versión de ataque KA-1 dispone - además las MFD y MC - de mandos HOTAS (Hands On Throttle-And-Stick), sistema de navegación inercial (INS) y GPS, y de un HUD/UFCP, así como de compatibilidad con equipos de visión nocturna. Ambas versiones disponen de 5 puntos duros para pods de ametralladoras de FN HMP-250 12.7 mm, bombas MK-82 de 250 kg. y MK-83 de 500 kg, lanzacohetes LAU-131 de 70 mm. y tanques de combustible.


FUENTE:
Defensa.com