07 junio 2013

Crecen rumores sobre la definición del futuro caza para la FAB por el Gobierno brasileño antes del fin de 2013




Tras más de una docena de años de dilaciones diversas, los medios de comunicación de Brasil y algunos del exterior insisten en que antes del término de este año, esta vez sí, se conocerá una decisión sobre el nuevo avión de combate de la FAB. Días atrás se especuló, no solo con un final fuera de concurso negociado con Rusia para el SU-35, sino con la posibilidad de que la industria brasileña fuera invitada -al igual que la turca- por Corea del Sur a participar del mismísimo KF-X. Por ello, y tal vez explorando las chances de un LIFT sofisticado como el T-50 (aunque es rival de Embraer con el KT-1 contra el Súper Tucano local) parecen haber habido contactos exploratorios entre la KAI y algunas autoridades por la próxima zona franca tecnológica a establecerse en Brasilia.

Sin embargo, tanto la agencia Reuters como el diario Folha de Sao Paulo insisten en que prácticamente estaría decidida la llegada del Boeing F-18 E/F a Brasil tras la aceptación final estadounidense del Súper Tucano para el programa LAS. El artífice de esta posibilidad, según la prensa, habría sido el vicepresidente Joe Biden, quien, en su reciente gira brasileña habría no solo tocado el tema, sino asegurado a la presidente Rousseff, que, en base a su experiencia legislativa de más de 30 años, "probablemente" el Congreso de su país va a respetar el acuerdo para las respectivas transferencias tecnológicas ofrecidas en este caso puntual, por Boeing, a las autoridades e industriales locales.

Para la presidente de Brasil "la tecnología es más importante que los cazas, por todo el impulso que puede dar a la industria de defensa, incluída Embraer". Biden habría explicado en Brasilia que si, por un lado, la mayoría demócrata en el Congreso no sería capaz de contrariar una decisión presidencial, tampoco los republicanos, liderados por John McCain lo harían.

De hecho, hace algo más de un año, el propio McCain, ex piloto naval, se entrevistó con Rousseff y otros jerarcas, defendiendo al F-18. Se dice que las respuestas claras, tanto de McCain como de Biden, agradaron a Rousseff. Un hecho casi simbólico, alimenta las tesis a favor del F-18, y es que la visita de Estado-primera de un líder brasileño en 20 años- a los EEUU se inicia el próximo 23 de octubre, día del Aviador en Brasil.

De todos modos, con tantos anuncios, desde la anterior preferencia de la FAB por el Gripen NG, a la del el ex presidente Lula, en visita de su colega Nicolás Sarkozy, cuando anunció la probabilísima compra del Rafale , desatando una gran polémica en el resto de los postulantes, estos anuncios deben seguir siendo hipotéticos.


FUENTE:
Defensa.com