28 diciembre 2012

Gobierno argentino incumple el aumento salarial pactado con sus Fuerzas Armadas





El aumento salarial pactado, que debía pagar este mes el Gobierno a los integrantes de las Fuerzas Armadas, incluso después de la aplicación del decreto presidencial 1305 que ocasionó reducciones en los haberes de varios uniformados y duras protestas de Gendarmería y Prefectura, finalmente no se ha aplicado. "La sensación que hay es de resignación", expresaron fuentes militares al confirmar que no percibieron la mejora salarial que se iba a dar en el sector militar para corregir las distorsiones registradas en agosto pasado.

Los efectivos del Ejército, la Armada y Fuerza Aérea entendían que iban a recibir algún tipo de aumento a causa de un último mensaje militar que el Ministro de Defensa, Arturo Puricelli, emitió en octubre informando sobre el tema. Ese radio-interno de las Fuerzas Armadas se difundió tras la crisis en Gendarmería y Prefectura Naval, cuando suboficiales de esas instituciones de seguridad realizaron en octubre fuertes protestas contra las reducciones salariales que imponía el decreto ley 1307.

En aquella comunicación Puricelli manifestaba: "Se informa a todo personal militar en servicio activo y en retiro que de acuerdo al trabajo de análisis conjunto realizado en materia de política salarial por esta cartera (Ministerio de Defensa) se instrumentarán las siguientes medidas: "1- Los haberes correspondientes al mes de octubre serán liquidados de acuerdo a lo estipulado en el decreto 1305 y estarán disponibles en los cajeros automáticos el próximo 2 de noviembre. "2- Con la liquidación del mes de noviembre se incorporarán mejoras previstas en el haber para todos los grados, priorizando la situación comparativa del cuerpo de suboficiales”.

El ministro recalcó: "Esta medida se enmarca en un contexto más amplio de abordaje integral de la política salarial de las Fuerzas Armadas y se concibe dentro de un programa de mejora progresiva y gradual del haber militar que continuará instrumentándose con la política salarial 2013".

Cuando estalló la crisis salarial en Prefectura y Gendarmería, la situación de tensión se acrecentó en pequeños grupos de suboficiales de la Armada y Fuerza Aérea, debido a que el personal militar sufrió complicaciones en sus haberes por el decreto 1305, provocando a la par algunas distorsiones y reducciones salariales.

El pasado 3 de agosto el Gobierno, a través de esa norma, dispuso el blanqueo en los salarios de los militares, un reclamo histórico del sector castrense, ya que la mayoría de sus haberes estaba conformado por suplementos no remunerativos, lo que ha motivado en los últimos años miles de juicios contra el Estado. Sin embargo, cuando se aplicó se causaron distorsiones como rebajas en el sueldo y hasta subas en algunos casos, según la jerarquía o grado, lo que produjo varias contradicciones.



FUENTE:
Defensa.com

0 comentarios: