04 octubre 2012

Armada rusa reciba su primer submarino nuclear portamisiles de 4ª generación





La empresa rusa Sevmash ha confirmado hallarse en la recta final para la entrega a la Armada rusa del submarino nuclear portamisiles de última generación “Yuri Dolgoruki”, nombre del príncipe que fundó Moscú en 1147, que se basará en la Flota del Norte, al menos inicialmente. Según ha informado el propio fabricante, "el 28 de septiembre los especialistas de Sevmash eliminaron todas las irregularidades indicadas por la comisión estatal de control perceptivo".

El “Yuri Dolgoruki” es el buque insignia del proyecto 955 Borei, con los que quiere reemplazarse a los sumergibles de la clase 667BDR y 667BDRM, construidos en la época soviética. Este submarino atómico portamisiles de 4ª generación es el portador reglamentario de los misiles balísticos intercontinentales Bulavá (“maza” en ruso, RSM-56 según la clasificación internacional), una versión para submarinos del misil balístico intercontinental ruso Topol-M (SS-27), de los que puede llegar a portar 16 unidades. Con un alcance de 8.000 kilómetros, el primer lanzamiento de prueba de este misil balístico desde el “Yuri Dolgoruki” se desarrollaba con éxito en verano del pasado año, cuando fue lanzado, el 28 de junio, a un blanco designado en la península de Kamchatka.

Los Bulavá pueden portar de seis a diez ojivas nucleares hipersónicas programadas, de 100 a 150 kilotones cada una y capaces de modificar su trayectoria en vuelo. Rusia quiere poner en servicio 8 submarinos portamisiles estratégicos dentro de este proyecto. Los cuatro primeros, son, junto al “Yuri Dolgoruki”, el “Alexander Nevski”, que se halla en periodo de pruebas marítimas, el “Vladímir Monomaj” y el “San Nicolás”, que aún no ha sido fletado. El quinto submarino del proyecto 955 Borei supondrá ya el arranque de una nueva serie modernizada y bautizada como Proyecto 995U.

El “Yuri Dolgoruki” tiene 170 metros de eslora, 13,5 metros de manga en su parte más ancha, y puede navegar hasta 450 metros de profundidad, con una velocidad en superficie de 15 nudos, 14.700 t de desplazamiento estándar, un desplazamiento completo de 24.000 t y una tripulación de 107 efectivos. Su coste de cifra en torno a los 770 millones de dólares.

La inminente incorporación a la Armada rusa del portamisiles Yuri Dolgoruki, cuya construcción se anunció el 16 de octubre de 1996 e inició en noviembre de 1996 con su puesta en grada, compensará la avería del submarino ‘Ekaterimburgo’, que en diciembre de 2011 se incendiaba en un dique flotante situado en el extremo noroeste de Rusia, en la región de Múrmansk, y que aún se halla en proceso de reparación.


FUENTE:
Defensa.com

0 comentarios: