27 septiembre 2012

Guatemala mejora equipo militar



US Marines estadounidenses patrullan aguas guatemaltecas en la costa occidental, apoyados por lanchas especiales fluviales y helicópteros UH-1N. Todo esto enmarcado dentro de la Operación Martillo, y la que se realiza con la contribución de Belice, Gran Bretaña, Canadá, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Francia, Guatemala, Honduras, Holanda, Nicaragua, Panamá y España.

En julio recién pasado llegarían aviones C-5 transportando los primeros Infantes de Marina, junto con cuatro UH-1 N "Huey" y quienes establecerían su base de operaciones en Retalhuleu. Desde entonces se ha aumentado el personal estadounidense en Guatemala, a incluirse apoyo por medio de helicópteros del US Army. Mientras tanto, en septiembre, la Secretaría Nacional de Administración de Bienes de Extinción de Dominio (Senabed) distribuyó Q7 millones incautados al narcotráfico.

El Ministerio de la Defensa Nacional de Guatemala recibiría Q1,4 millones de ese fondo, y los que destinaria para la compra de seis motores de 200 caballos de fuerza para equipar tres lanchas rápidas Eduardoño a operarse en el Comando Naval del Caribe. La ley que permite la distribución de esos fondos (Decreto 55-2010) indica en el artículo 47 que el porcentaje deberá ser utilizado para la contratación de equipos especiales para investigación, Fuerzas de Tarea o métodos que permitan al Ejército Nacional interceptar el traslado de ilícitos. Así, fondos de esas misma fuente se han utilizado para la reparación del motor de un avión BT-67, un Helicóptero UH-1H, dos otros Bell Ránger, un avión Caraván, así como dos avionetas de reconocimiento y aprendizaje. Bajo el mismo programa se retienen 50 vehículos pendientes de su distribución, y se han entregado tres lanchas y 28 armas de fuego, entre fusiles Ak-47 y chalecos antibalas, a las fuerzas del orden.



El periódico guatemalteco Siglo XXI ha indicado que el Presidente Otto Pérez busca implementar radares que estén conectados con Centroamérica y Estados Unidos para el control de aeronaves que sobrevuelan el país, hablándose en ciertos círculos castrenses de modelos secundarios de la Indra española.

Con ello se buscan unos 140 millones para dotarse de dichos radares y de varios AT-29, así como la reparación de los aviones Pilatus para el combate al narcotráfico. Los radares secundarios complementaran el radar primario del Aeropuerto Internacional La Aurora. Con estos fondos se pretende la recuperación, remozación y actualización de los 8 PC-7.

En este asunto, hay que recordar que Guatemala buscaba y solicitaba 8 “plataformas marítimas” a España desde el 2009. Pero de esto al parecer nada se concretó. La nueva administración ha especificado la necesidad de al menos dos guardacostas nuevos. Se mencionaron también la necesidad de lanchas interceptoras, pero no esta claro si esta necesidad ha sido suplida por los EEUU con la llegada de nuevas lanchas BW370 y modelos Eduardoño reconstruidas.

Guatemala actualmente mantiene una flotilla de 6 guardacostas de 65 pies de eslora, dos de 85 y uno de 105 distribuidos en ambas costas. Estos modelos llegaron en la década de los 70, y ya necesitan una remozación y actualización completa. La llegada de militares estadounidenses en cantidades, junto con materiales de combate, promete solventar y ayudar también en la recuperación de equipos castrenses guatemaltecos.

Ya se reporta un numero de Humvees, a incluirse modelos protegidos, en manos guatemaltecas, y ha trascendido también que se han transferido los 6 Huey-II previamente en préstamo, los que ahora engrosan los cuadros de la FAG.


FUENTE:
Defensa.com

0 comentarios: