29 agosto 2012

El Perú podría ensamblar el avión coreano KT-1 para su exportación




El embajador de Corea del Sur en Perú, Park Hee Kwon, aseguró a medios de prensa locales que las negociaciones por 20 aviones turboprop de entrenamiento KT-1, 18 de los cuales se ensamblarán en talleres de la Fuerza Aérea del Perú (FAP), está libre de irregularidades, debido a que son negociaciones de gobierno a gobierno. Asimismo, criticó a la prensa limeña por la “ligereza” con que, a su juicio, se emiten reportes sobre el sector de defensa peruano.

Al ser entrevistado, el embajador afirmó literalmente que “algunos reportajes de crítica de la prensa son totalmente falsos, infundados”. La reacción del gobierno de Corea del Sur se debe a las continuas insinuaciones de corrupción a razón de la reunión que sostuvo el anterior viceministro de Recursos para la Defensa, Lizandro Maycock con representantes de Korea Aerospace Industries (KAI) en un local privado, reunión que le costó la pérdida de confianza del nuevo ministro de Defensa y su reemplazo inmediato.

Además, se ha relacionado al hermano del presidente de Corea del Sur, Lee-Sang Deuk, acusado de recibir sobornos en el país asiático y uno de varios promotores del contrato por los KT-1, con presuntas irregularidades cuya única prueba, a la fecha, es la informal reunión del ex viceministro, realizada a solicitud del anterior ministro, José Urquizo.

La embajada coreana ha sido enfática al afirmar que no existe indicio alguno de corrupción en las negociaciones.

Por otro lado, lo más importante de las declaraciones del embajador Park respecto a los aviones KT-1 ha sido que Corea del Sur está muy interesada no solo en la venta de los aviones, sino también en la transferencia de tecnología, el entrenamiento de técnicos peruanos y la co producción en el Perú, y finalmente confirmó lo que sería el real atractivo del paquete ofrecido por Corea: el eventual mercadeo conjunto para la exportación de los KT-1 ensamblados en Perú a los países de la región.

Oficiales en retiro de la FAP agregaron que el eventual desarrollo de los KT-1 – ya en los planes futuros de KAI – producirá una nueva variante de ataque ligero de nivel similar al Super Tucano. Posibilidad previamente informada por Infodefensa.com.

En el reportaje, emitido por Panamericana Televisión, se afirmó también que Embraer aún no da por pérdida la venta y continúa con el lobby para intentar colocar el Super Tucano, incluyendo en la oferta el overhaul y modernización de 10 aviones Tucano de la FAP. De acuerdo al reportaje, la venta del avión de Embraer serviría también para bloquear las posibilidades de exportación, desde Perú, de los aviones KT-1, que ofrece precios más asequibles para instituciones de presupuestos ajustados.


FUENTES:
Infodefensa
aerospace.or.kr

0 comentarios: