29 mayo 2012

Perú dona un carro de combate LTP-38 a la República Checa



El Ministro de Defensa peruano, José Urquizo Maggia, entregó en donación a la República Checa un carro de combate LTP-38, que pasará a formar parte de la colección del Instituto Militar de Praga. En la ceremonia, realizada en el Fuerte “General de División EP Rafael Hoyos Rubio” (Rimac), Urquizo Maggia señaló – en el momento de hacer la entrega al Embajador de la República Checa: Vladimir Eisenbrunk - que “tiene un especial simbolismo: representa la continuidad de las relaciones de amistad de nuestras dos naciones y refleja la apertura de un nuevo capítulo de acercamiento en el campo de la defensa”.

La historia de los LTP-38 se remonta a 1938, cuando el Gobierno de general Oscar R. Benavides adquirió 24 unidades, que desempeñarían un importante rol durante el Conflicto con el Ecuador en 1941, especialmente en la Batalla de Zarumilla. El LTP-38, diseñado y fabricado por CKD (Ceskomoravská Kolben-Danek) a mediados de 1935, estuvo en servicio en Checoslovaquia, Bulgaria, Hungría, Irán, Letonia, Lituania, Peru, Rumania, Suecia y Suiza. De los 24 LTP-38 adquiridos solo sobrevivieron al desguace, además del emplazado en el Fuerte Hoyos Rubio, otros dos: uno en la Fortaleza del Real Felipe (Callao) y otro en Islay (Arequipa).

Los LTP-38 (denominados como Panzer 38 trás la invasion alemana en la Segunda Guerra Mundial) tenían una longitud de 4.61 m, un ancho de 2.14 m. y una altura de 2.40 m, siendo el peso en combate de apenas 9.7 toneladas. El blindaje frontal era de 25 mm. y el lateral de 15 mm. La propulsión corría por cuenta de un motor Praga EPA mod. I de seis cilindros de 123 hp que les conferían una velocidad máxima de 42 km/h en carretera y de 10 km. a campo traviesa. El alcance en combate era de 100 km.

El armamento estaba conformado por un cañón Skoda A7 de 37 mm (con 90 proyectiles) y dos ametralladoras ZB vz.35/37 de 7.92 mm. con 2,500 proyectiles. La tripulación era de 3 efectivos.



FUENTE:
Defensa.com

0 comentarios: