24 abril 2012

Argentina quiere fabricar el entrenador subsónico avanzado AT-63 PAMPA en serie


La Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) y la empresa alemana Grob Aircraft AG firmaron un acuerdo estratégico para la comercialización del entrenador subsónico avanzado AT-63 PAMPA, Arturo Puricelli, ministro de Defensa argentino, señaló que el país tiene la firme intención de fabricar en serie el AT-63, PAMPA, y expresó su anhelo de que los países de América del Sur tomen la decisión de elegir el avión argentino para la capacitación de sus Fuerzas Aéreas.

El presidente de FAdeA, Raúl Argañaraz y el vicepresidente y co-CEO del grupo Grob, André Hiebeler, ante la presencia de Puricelli; del director general del Servicio Logístico de Defensa, Carlos Lugones y del embajador Ginés González García, firmaron el memorándum de entendimiento. La primera fase de cooperación implica una sinergia de liderazgos empresariales entre la germana Grob y el management de FAdeA con miras a reinstalar en el mundo las capacidades y prestaciones del PAMPA en la solución del entrenamiento avanzado de pilotos de combate.

Se llega a esta instancia luego de una modernización de la planta motriz del AT-63, una turbina Honeywell TFE 731-40 2N que arroja un 20% más de empuje que el motor instalado en el PAMPA de serie anterior. También está proyectada la instalación de un segundo display (pantalla) digital en el cockpit del piloto y del copiloto, para disponer de de mayores datos tácticos, vitales en misiones de combate. La idea es estandarizar el cockpit del PAMPA con el que dispone el avión insignia de la firma alemana: el Grob 120 TP. La segunda etapa en el acuerdo estratégico –aún falta el análisis, la aprobación y firma del contrato- involucra esa aeronave de entrenamiento básico, fabricada en compuesto de carbono, que se ofrece como plataforma para la instrucción del Curso Básico Conjunto (CBCAM).

La formación de pilotos militares está en crisis por la falta de aviones aptos, el viejo Mentor B-45 fue desprogramado y ahora se resuelve con el parche de 7 avionetas civiles Dakota, de las que sólo se cuenta con 4 al día. El programa ofrecido por Grob es un –pay per hour-: La germana Grob provee los aviones necesarios (se habla de 10 en la línea diaria de vuelo) más los repuestos que demande el mantenimiento, y se paga por las horas de vuelo requeridas para cada etapa de entrenamiento sea el básico o el avanzado. Este sistema –una tercerización llave en mano- ya fue adoptado por varias fuerzas aéreas del mundo, entre ellas: Francia y Gran Bretaña, dos países que emprendieron fuertes ajustes en sus presupuestos militares.



FUENTE:
Defensa.com

0 comentarios: