26 enero 2012

Militares uruguayos no podrán retirarse al sector privado sin pagar su formación


El ministro de Defensa uruguayo, Eleuterio Fernández Huidobro decidió enviar un proyecto de ley al parlamento con el que aduce pretender frenar el éxodo de los muy mal pagados pilotos de la Fuerza Aérea o la Aviación Naval hacia la actividad aerocomercial continental, así como el personal náutico o terrestre especializado.
El jerarca afirmó que el alumno aspirante ahora pasa a adquirir, al graduarse, una deuda apreciable con el Estado, la cual solo se podría llegar a cancelar mediante la permanencia en filas por determinados lapsos, o, caso de pasar antes a la actividad privada, abonar el montante.

Además de Pluna y Bqb, otras aerolíneas como Lan, Taca o Copa-con la cual inclusive se habría negociado una suerte de “tregua” el año pasado- han convocado tripulantes uruguayos a sus cuadros, además de(ostensiblemente) Emirates y otras líneas extracontinentales.

Inclusive, aeronautas uruguayos siguen con gran atención los debates brasileños acerca de permitir o no, por la alta demanda, motivada por el boom de empresas low fare, además de la actividad petrolera, la presencia en dicho ávido mercado de pilotos extranjeros.

La formación privada en Uruguay- si bien barata en términos europeos o norteamericanos- está lejos del alcance de la mano de la mayor parte de los interesados, a los que les queda la alternativa castrense, la que actualmente es ,además, seguida por años posteriores al egreso académico de escasas horas de vuelo, debido a constantes carencias presupuestales. En el caso marítimo, solo hay curriculum académico a nivel estatal, compartiendo materias el alumnado militar y el civil,y carreras cortas a nivel politécnico industrial, con notoria falta de técnicos especializados en construcciones y mantenimiento, mientras en el vecino Brasil se registra un boom en el área de astilleros, con polos importantísimos muy cerca de la frontera uruguaya. Naciones que han implementado medidas similares no han logrado resultados exitosos, siendo lógicamente superadas por el mercado,el cual prefiere , a veces, pagar la tasa correspondiente, para contratar el personal necesario.

Además, en Uruguay toda la formación es libre en todos los escalones, siendo la pública (aboslutamente dominada en los últimos 25 años por izquierdistas radicales), una de las pocas universidades del mundo que no tiene-por temas filosóficos-ni exámenes de ingreso ni numero clausus, siquiera en carreras mundialmente limitadas como notariado, con resultados muy cuestionables, por lo que la decisión ya es objeto de resistencia, aún reconociéndose que la FAU está en una situación gravísima en materia de cuadros oficiales.


FUENTE:
Defensa.com

0 comentarios: