12 diciembre 2011

Venezuela confirma su intención de adquirir nuevos submarinos




La Armada de Venezuela va a fortalecer su fuerza submarina, con la reincorporación de unidades que se están repotenciando y otras que está contemplado adquirir, según anunció su comandante general, almirante Diego Molero Bellandia. Sus declaraciones se dieron, durante la ceremonia de entrega del patrullero oceánico Yecuana, en Cádiz, España, confirmando la información adelantada por Infodefensa el pasado noviembre (ver noticia).

En cuanto a la reincorporación de unidades, el almirante Molero Bellandia se refirió al Caribe (S-32), uno de las dos submarinos tipo U209A-1300 / clase Sábalo que posee la Armada venezolana, el cual está siendo sometido a trabajos de revisión mayor de casco y modernización, en las instalaciones de la empresa estatal venezolana Diques y Astilleros Nacionales C.A. (Dianca), en Puerto Cabello, con la asistencia técnica del fabricante ThyssenKrupp Marine Systems (antigua HDW) y otras empresas especializadas internacionales.

Respecto a las nuevas adquisiciones, Molero Bellandia no dio detalles; sin embargo, cabe recordar, que hasta hace poco más de dos años, Venezuela estaba negociando en Rusia, la compra de tres Project 636 / clase Varshavyanka (Código Otan: Improved Kilo).

En octubre pasado, el presidente venezolano Hugo Chávez anunció nuevas compras de armamento ruso, en base a un crédito por 4 mil millones de dólares concedido por Moscú. Por ello se estima que estén a punto de reiniciarse las conversaciones, en torno a los Improved Kilo o a los submarinos de última generación del tipo Project 677E/clase Amur 1650, que eran, realmente, a los que pretendía la Armada venezolana cuando se iniciaron las negociaciones hace seis años.

En 2005, la Armada presentó públicamente un proyecto para la adquisición, en un plazo de quince años, de nueve submarinos convencionales (propulsión diesel-eléctrica) de cuarta generación, equipados con el sistema AIP (Air Independent Propulsion) y capacidad para disparar misiles tácticos en inmersión.

Inicialmente, la Armada consideró, entre otros modelos, el alemán U214, el ruso Amour 1650 y el, para entonces, franco-español Scorpene. Sin embargo, por razones geopolíticas la oferta se redujo a modelos rusos y chinos, estos últimos descarados por no satisfacer los requisitos tecnológicos exigidos.

En la actualidad, la Armada venezolana cuenta con un único submarino operativo, el Sábalo (S-31), que fue reincorporado a la flota en el mes de enero pasado, tras completar su proceso de revisión quinquenal y de modernización en Dianca.


FUENTE:
Infodefensa.com

0 comentarios: