24 octubre 2011

Secretario de la OEA advierte del tráfico de armas sin freno en Centroamérica y México





El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, advirtió de que el tráfico ilegal de armas en Centroamérica y México se encuentra “casi sin freno”, por lo que llamó a la ratificación de una convención continental de armamento para las naciones que aún no lo han hecho.

“Lo que queremos sobre todo es regular el tráfico de armas de fuego casi sin freno hacia México y Centroamérica, al Caribe también”, dijo Insulza durante la presentación en la OEA de un reciente informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), sobre crímenes violentos en el mundo, según publicación de esta semana del periódico hondureño El Heraldo.

La Convención Interamericana contra la Fabricación y el Tráfico Ilícito de Armas de Fuego (Cifta), adoptada en 1997, ha sido ratificada por todos los países del continente, salvo Estados Unidos, Canadá, Jamaica y San Vicente y las Granadinas. “Nosotros le pedimos a todos los países miembros que ratifiquen esa convención y la pongan en práctica”, indicó el secretario Insulza.

El tráfico ilegal de armas es uno de los temas de mayor preocupación para México, por ejemplo, donde el Gobierno afirma que el 80% de las armas incautadas a los carteles de la droga proviene de Estados Unidos. La violencia del crimen organizado ha dejado en México más de 45.000 muertos en casi cinco años, desde que el presidente Felipe Calderón emprendió una lucha frontal contra el crimen organizado y el narcotráfico, al utilizar, aparte de la seguridad pública, también al Ejército.

Mientras, los altos niveles de criminalidad en América Central la han vuelto la región más violenta del mundo fuera de zonas de guerra, según la ONU. En El Salvador se ha intentado revertir esa tendencia con programas de 'Veda de armas', vía iniciativas locales de las alcaldías, al menos en las ciudades más grandes y violentas del país, incluida la misma capital, San Salvador.

El presidente salvadoreño, Mauricio Funes, al igual que su homólogo mexicano, tuvo que recurrir desde finales de 2009 a las Fuerzas Armadas, en apoyo a la Policía Nacional Civil (PNC), en combate a la delincuencia y la criminalidad organizada.

Sin embargo, la tasa promedio diaria de homicidios en la nación centroamericana no baja de 12, salvo algunas reducciones ante los recientes estragos que dejó el mal tiempo en El Salvador y el resto de Centroamérica.

El informe de Naciones Unidas muestra que el 74% de los homicidios en América se cometen mediante arma de fuego. En Europa, por ejemplo, ese porcentaje es de solo el 21%. “Nadie puede negar que el tema de las armas de fuego ha pasado a ser en nuestra región un tema fundamental”, agregó Insulza.


FUENTE:
Infoefensa.com

0 comentarios: