03 octubre 2011

Santos admite un deterioro en la seguridad




Según difundió Caracol Radio, el mandatario colombiano afirmó que, pese a las acciones de la guerrilla, el Ejército no bajará la guardia ni se paralizarán los operativos contra los grupos armados ilegales. "No hemos ganado la batalla contra el terrorismo, no hemos ganado la batalla contra la criminalidad, subsisten graves problemas de seguridad, pero lo estamos afrontando y los estamos venciendo", admitió Santos.

"No vamos a cesar las grandes operaciones que es lo que quieren, nosotros seguimos en la estrategia de seguirlos acorralando cada vez más y debilitando cada vez más", aseguró. Además, Santos garantizó la presencia de la fuerza pública "en todos los rincones del país" para el buen desarrollo de las elecciones de octubre y agregó que esta semana se activara el Plan Democracia para contrarrestar acciones terroristas y alteraciones en el orden público durante los comicios.

Además, del accionar de las guerrillas, Colombia enfrenta un fenómeno emergente: las bacrim. Estas "bandas criminales" actúan de forma similar a los paramilitares, porque poseen una estructura vertical, dominio territorial y vínculos con los sectores estatales y las fuerzas públicas. Están catalogadas como las sucesoras de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), cuyos integrantes -de extrema derecha-, se desmovilizaron entre 2003 y 2006, durante el gobierno de Álvaro Uribe, a cambio de beneficios jurídicos.

Las bandas conocidas como Los Rastrojos, Los Urabeños, Los Paisas, el Ejército Revolucionario Popular Anticomunista de Colombia (ERPAC), las Águilas Negras y la Oficina de Envigado son las estructuras responsables del 90% de las acciones delictivas. Pero, según las autoridades, sus guerras y pactos dejarán sólo tres grandes actores, que podrían llegar a ser los nuevos megacárteles del país


FUENTE:
INFOBAE.com

0 comentarios: