27 septiembre 2011

Fuerza militar mexicana crece en un 68% para labores de Seguridad




Las Fuerzas Armadas mexicanas han incrementado el uso de sus elementos para labores de seguridad pública en un 68%, desde 2006, según un estudio del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE). Cuando Felipe Calderón asumió como presidente de la República, había 30.000 efectivos castrenses desplegados en el país, mientras que a finales de este año habrá 51.000 uniformados.

El texto Superar la impunidad. Hacia una estrategia para el acceso a la justicia en México, coordinado por Mariclaire Acosta, afirma que además “en 14 de las 32 entidades federativas de la República, los titulares de la dependencia encargada de la Seguridad Pública es un militar, mientras que en seis entidades, los encargados de las instituciones policíacas locales son militares, sin contar la presencia de militares al frente de policías municipales o de algunas agencias estatales de seguridad en al menos 25 estados”, informó el periódico mexicano El Universal, de acuerdo con el reporte del CIDE.

Destaca que 36% de los directores de seguridad pública de los 50 municipios con más homicidios en el país tienen mandos militares y que la seguridad pública en los cinco municipios que registran más homicidios –Acapulco, Chihuahua, Ciudad Juárez, Culiacán y Tijuana– tienen como titular a un militar en retiro, sin que esto repercuta directamente en la disminución de las ejecuciones registradas.

En su Informe sobre Seguridad Ciudadana y Derechos Humanos, del 31de diciembre de 2009, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) advirtió a los miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA) sobre la creciente participación de las Fuerzas Armadas en labores de seguridad pública.

La CIDH advirtió que “es fundamental la separación clara y precisa entre la seguridad interior como función de la Policía y la defensa nacional como función de las Fuerzas Armadas, ya que se trata de dos instituciones substancialmente diferentes en cuanto a los fines para los cuales fueron creadas y en cuanto a su entrenamiento y preparación”.

La investigación de la CIDE afirmó que las quejas presentadas ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por violaciones de derechos humanos por parte de militares han aumentado en un 1.000%, entre 2006 y 2009; mientras que 33% de las quejas recibidas en México durante 2010 fueron contra la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

El presidente Calderón emprendió una lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico desde su llegada al poder hace cinco años, lo que ha dejado, según su informe de Gobierno del pasado 1 de septiembre, entre otros logros destacados, el desmantelamiento de 185 narco laboratorios; evitó que las organizaciones criminales comercializaran 57.811 millones de dosis de drogas y con ello le causó pérdidas por US$12.742 millones.

También desde que en marzo de 2009, se divulgó una lista de los 37 líderes del narcotráfico más peligrosos, las autoridades han abatido o capturado a 21 de ellos.


FUENTE:
Infodefensa.com

0 comentarios: