05 septiembre 2011

Fuerza Aérea admitió posible error de la piloto en accidente




La Fuerza Aérea de Chile (FACH) defendió hoy la competencia y experiencia de la teniente Carolina Fernández, que pilotaba el avión que cayó al mar este viernes en el archipiélago Juan Fernández, pero sin descartar totalmente el error humano entre las posibles causas del accidente.

La oficial “tenía ocho años de servicio y más de mil horas de vuelo”, dijo a los periodistas el general Maximiliano Larraechea, secretario general de la FACH, frente a versiones de prensa que apuntan a un error de la teniente, de 26 años, como causa de la caída del CASA C-212.

El avión, que transportaba a profesionales del canal estatal de televisión (TVN), a integrantes de una organización filantrópica, dos funcionarias del gobierno y varios efectivos de la FACH, se estrelló el pasado viernes tras dos intentos de aterrizaje, en medio de condiciones adversas en la isla Robinson Crusoe, a 670 kilómetros de la costa chilena.

PUDO SER UN ERROR DE LA PILOTO

“Cuando (la teniente) abandonó la frecuencia de control para dirigirlo (el avión) visualmente a la isla, tenía combustible para hacer por lo menos 10 intentos de aterrizaje, o para quedarse esperando a que bajara el viento”, puntualizó Larraechea.

“No veo un accidente forzado por el viento o por quedarse sin combustible. Estamos hablando de alguna falla de material, del efecto del viento, de algún error de la piloto, o de una mezcla de todo lo anterior. Pero en los tiempos que el avión fue siniestrado, estaba con combustible”, añadió.

La teniente Fernández fue una de las primeras tres mujeres que ingresaron a la FACH en el año 2000 para convertirse en piloto y se especializó en aviones de transporte.

NO QUIERE ENTRAR EN POLÉMICAS

El general Larraechea dijo no querer polemizar con quienes apuntan a un error de la teniente o a una mala planificación del viaje como causa de la tragedia.

“Sí puedo decir que la teniente tenía cerca de mil horas de vuelo y había ido las suficientes veces a la isla”, y que “el entrenamiento en la fuerza aérea es distinto a la de otros pilotos. Un piloto con estas horas está para un F-16”, agregó.

“El entrenamiento es diferente, no quiero cuestionar a nadie, pero creo que nuestros pilotos son muy bien entrenados”, acotó.

Para el gobierno, en tanto, el accidente pudo deberse a la conjunción de tres elementos: la dificultad de la pista, el viento y las características de la aeronave, con un tren de aterrizaje fijo, que es peligroso en caso de amerizaje.

ATERRIZAJE COMPLICADO

El terrible accidente de la nave de la Fuerza Aérea Chilena en la que viajaban 21 tripulantes, entre los que se encontraba el conductor televisivo Felipe Camiroaga, pudo no haber ocurrido si es que el avión aterrizaba en el aeródromo del archipiélago Juan Fernández, ubicado en uno de los extremos de la isla Robinson Crusoe, al primer intento.

Y es que el avión militar CASA 212 lo intentó, aunque sin éxito, en dos ocasiones. Una maniobra que no es nada fácil: la pista de aterrizaje mide 1.018 metros de largo por 18 de ancho y tiene, a los lados, dos acantilados de 150 metros de alto. La dificultad se eleva si es que se apunta que las ráfagas de aire pueden superar los 50 kilómetros por hora.



FUENTE:
El Comercio.com.pe

0 comentarios: