23 septiembre 2011

Ejército uruguayo comienza a recibir M-41C brasileños

Tras meses de negociaciones con sus pares brasileños, el Arma de Caballería del Ejército Nacional Uruguayo, y más precisamente el Regimiento de Caballería Blindado Nº 2 Tte Gral. Pablo Galarza (Durazno) recibirá 25 carros de combate M-41C (Walker Buldog rebautizados, reforma mediante, como Caxías). Vienen a sumarse a otros 20 existentes en la misma unidad y dos en el Regimiento de Caballería Mecanizado de Reconocimiento Nº 4 del modelo M-41A1UR, así conocidos tras ser repotenciados en Brasil por Bernardini con nuevos motores y cañón Cockeril l MK IV de 90 mm. y ametralladora FN MAG de 7,62x51 mm., que sustituye a la coaxial de 0.30.

Los procedentes de Brasil poseen algunas opciones interesantes, como lanzadores de dispositivos fumígenos, en lugar del Cockerill, su cañón de 90 mm. es un mecanizado sobre los originales M-32 de 76 mm., lo que, además de restar algo de efectividad al disparo, implica posibilidades de rajaduras próximas a su encastre con las paredes internas. El Ejército brasileño también nacionalizó la óptica del blindado y encargó sus orugas a la firma local Novatraçao. Ambas modernizaciones cambiaron su motor Continental AOS985/3 por el Scania DS14, cuadruplicando su autonomía.

Brasil ha dado de baja sus M-41 al incorporar los Leopard 1A5. De esta forma ha procedido a donarlos a Uruguay, país para el que, si bien solo se trata de una incorporación de futuro muy acotado, no mucho mayor a los próximos tres o cuatro años, es una de las pocas formas de recibir material para las Fuerzas Armadas, que han estado sufriendo grandes embates presupuestarios en la última década -y en especial en el último lustro-, con el cual unificar su parque de blindados, tal vez desprogramar sus viejos M-24 (aunque se habrían hecho pruebas para cambiar las ametralladoras) y solucionar el tema de sus escasos T-67 Tiran/T- 55 occidentalizados, que, no obstante un interesante poder de fuego, se caracterizan por un apreciable peso y dificultades de uso y mantenimiento.

Por el momento, contrariamente a lo que afirman algunos medios de comunicación brasileños, quedaría descartada la posibilidad, al menos inmediata, de aceptar hasta 80 M-41C (la mayoría para fuente de repuestos) por dificultades logísticas en su posible traslado, aunque estos proceden de unidades brasileñas prácticamente fronterizas (Javier Bonilla).


FUENTE:
Defensa.com


0 comentarios: