29 agosto 2011

ELN considera que la desmovilización y el desarme son "imposibles"


La segunda guerrilla de Colombia se negó a aceptar los requisitos que el gobierno impuso para dialogar. Y evaluó que es difícil que suceda mientras Juan Manuel Santos sea presidente.

Juan Manuel Santos afirmó en reiteradas oportunidades que para comenzar cualquier tipo de diálogo de paz su gobierno exigirá a las guerrillas que dejen de cometer actos terroristas, corten sus vínculos con el narcotráfico, desistan de reclutar a menores de edad, excluyan a la población civil del conflicto y liberen a los secuestrados.

El Ejército de Liberación Nacional, que en las últimas semanas había mostrado algunos gestos de buena voluntad para alcanzar un principio de entendimiento, emitió un duro comunicado en el que echó por tierra esa posibilidad, al admitir que algunas de las condiciones resultan "imposibles".

En un pronunciamiento publicado en su página web Voces de Colombia, el grupo manifestó que lo que busca el mandatario es "despercudir su imagen de hombre de la guerra" ofreciendo un diálogo que en realidad no quiere.

El presidente "condena las guerrillas retomando las calumnias orquestadas por los gobiernos anteriores y para justificar su adversión (sic) a la paz, pone como condición para abrir los diálogos que arranque por un imposible: la desmovilización y el desarme; estrategia tramposa que quiere imponer sin dar señas de los cambios que el país requiere, por los que lucha la guerrilla y el pueblo", señaló el movimiento armado.

El ELN, fundado en 1964 y con cerca de 3 mil integrantes, señaló que en los últimos años ha hecho varios intentos para lograr la reconciliación. Pero adjudicó la falta de éxito a "la falta de voluntad política de los gobiernos de turno". Según esa banda, "los diálogos se convirtieron en una mesa destartalada de sordos, donde no se avanza porque se parte de conceptos y propósitos totalmente opuestos sobre la paz".

En la nota, titulada "Encrucijada de la paz", consideró que "con el gobierno de Santos la posibilidad de la paz está atrancada y lejano el horizonte".

Delegados del ELN y el anterior gobierno del presidente Álvaro Uribe (2002-2010) protagonizaron conversaciones de paz en Cuba durante varios meses, pero los acercamientos llegaron a un punto muerto por la falta de acuerdo para implementar una tregua.


FUENTES:
Infobae.com
DPA

0 comentarios: