04 agosto 2011

Armada Nacional de Uruguay inaugura centro simulación a finales de agosto


Luego de esperar casi dos años la Armada Nacional de Uruguay se apresta para poner en funcionamiento el Centro de Simulación a finales de agosto, estando plenamente operativo a finales de 2011. El Centro cuenta con un Simulador de Maniobras y Navegación complementado por un Simulador de Comunicaciones GMDSS desarrollado por la compañía Arnaldo Castro S.A., representante en Uruguay de Transas por un monto total de US$ 637.913,14, según la oferta aprobada tras diversas negociaciones en noviembre de 2010.

El simulador será utilizado principalmente por alumnos aspirantes de la Escuela Naval (ESNAL) y de Marina Mercante. Permitirá que tanto los marinos militares como los marinos mercantes civiles obtengan una formación del más alto nivel y accedan a tecnología de punta, única en América del Sur, afirman en la Armada Nacional.

La Marina uruguaya además ha creado la División de Simulación y Tecnología, que atenderá este centro, el cual funcionara 24 horas por día. Si bien el simulador cuenta con 20 escenarios y 10 plataformas ingresadas, la idea es aumentar la cantidad tanto de plataformas como de escenarios, para lo cual serán consultados el comandante del capitán Miranda para elegir cuales de los destinos que el buque tiene en su viaje de instrucción quiere que sean agregados al simulador y con la División de Marina Mercante de la Escuela Naval para agregar tanto plataformas como escenarios que puedan ser interesantes desde un punto de vista civil.

La Armada cuenta con un plazo de entre seis meses a un año para definir que escenarios y plataformas desea agregar. La idea es que además se puedan prestar servicios a empresas civiles y fuerzas militares de la región, lo que redundará en una nueva fuente de ingresos no tradicionales para la fuerza.

Licitación internacional
El 14 de octubre de 2009 el presidente de la República autorizaba el llamado a licitación internacional por parte de la Armada Nacional para la adquisición de un Simulador de Maniobras y Navegación complementado por un Simulador de Comunicaciones GMDSS para reemplazar el equipo obsoleto que hasta la fecha se usaba tanto para el entrenamiento y calificación de marinos militares como marinos mercantes civiles cuya responsabilidad formativa recae en la Escuela Naval y es obligatorio por convenios internacionales que su instrucción sea en simuladores.

El monto a invertir en esa fecha rondaba los US$ 1.400.000 incluyendo los costos para remodelar la sala de simulación y de los equipos que serian necesarios para la puesta en marcha del nuevo sistema (pantallas LCD, mobiliario, etctera).

Un resumen muy básico de las especificaciones originales incluían el requerimiento para la instalación de un puente simulado completo con visión de 240 grados, radares ARPA, carta electrónica, hardware de gobierno y telégrafo de maquinas, equipos de ayuda a la navegación, comunicaciones, entre otras.

Pedían, además, dos puentes secundarios, uno de ellos equipado para la operación de un remolcador. Entre los escenarios operativos, se pedida la Bahía de Montevideo con el puerto y canal de acceso y se solicitaba opcionalmente los puertos de Fray Bentos y Nueva Palmira con la correspondiente navegación por el Río Uruguay entre ambos puertos.

Es de destacar que dentro de los buques de guerra que se valoraría tener dentro de las opciones de simulación estaban la Clase Comandante Riviere, actuales fragatas de la Armada Nacional y se solicitaba además la Clase Bremen, fragatas de origen alemán que la Armada Nacional en más de una oportunidad ha manifestado su interés por ellas.

Durante los meses de octubre y noviembre de 2009 se llamo a licitación para la adquisición de insumos varios (desde computadoras hasta instalaciones eléctricas) relacionados a la instalación del nuevo simulador, pero la mayoría de estas licitaciones fueron declaradas sin efecto, sin mayores explicaciones, lo cual dejó entrever inconvenientes durante el proceso de adquisición.

La apertura de oferta se había extendido primero al 12 de febrero de 2010 y luego al 25 de febrero de 2010, fecha en la que finalmente se abrieron las ofertas. Se presentaron cuatro compañías, de las cuales la adjudicada fue Arnaldo Castro S.A., representante en Uruguay de Transas, una de las compañías más reconocidas a nivel mundial en simulación marítima, por un importe de US$ 723.704, este importe es sólo una parte de la inversión total, pues la Armada costeó la adquisición de muchos equipos necesarios para la puesta en funcionamiento del simulador a trabes de licitaciones separadas y compras directas (como por ejemplo las pantallas LCD de 50 pulgadas y computadoras.

Tras conocerse el importe de la compra, otras firmas impugnaron la adjudicación, interponiendo todo tipo de recursos que llevaron la negociación hasta noviembre de 2010, donde finalmente se confirmó la adjudicación a la firma Arnaldo Castro SA por US$ 637.913,14 con ajustes en la oferta original.



FUENTE:Infodefensa

0 comentarios: