19 julio 2011

Rousseff preside la ceremonia de inicio de la construcción del primer submarino S-BR



La presidenta Dilma Rousseff presidió la ceremonia de inicio de las obras del submarino convencional S-BR, parte del Programa de Desarrollo de Submarinos (Prosub) de la Marina de Brasil, realizada en las instalaciones de Nuclebrás Equipamentos Pesados (Nuclep), en Itaguaí, estado Rio de Janeiro.

La presidenta afirmó que el proyecto marca un momento estratégico para Brasil “que da un paso más adelante en la dirección de afirmar su condición de país desarrollado, con una industria sofisticada, que es capaz de absorber, dominar y utilizar tecnologías avanzadas”. Resaltó, además, la importancia de la modernización de la Marina de Brasil en el dominio de la tecnología de producción del submarino con propulsión nuclear para la seguridad y protección de las riquezas del país, sobre todo en el área del pré-sal.

“Hoy es un día importante para este programa, porque marca el inicio efectivo de la construcción del primer de un total de cuatro submarinos y consolida la primera etapa de transferencia de tecnología de Francia para Brasil”, afirmó el presidente de Itaguaí Construcciones Navales (ICN), Gérard Solve.

Estuvieron presentes el gobernador del estado de Río de Janeiro, Sérgio Cabral; el ministro de Defensa, Nelson Jobim; el ministro de Ciencia y Tecnología, Aloísio Mercadante, entre otras altas autoridades.

El presidente de Nuclep, Jaime Cardoso, agradeció a la Marina de Brasil y al astillero ICN la confianza depositada en la empresa: “Todo este apoyo fortalece nuestro convencimiento de que estamos contribuyendo directamente al mantenimiento de la soberanía nacional”. El gobernador de Rio de Janeiro, Sérgio Cabral, recordó que “la Marina de Brasil es una gran propulsora de desarrollo económico y social a lo largo de la historia en el Estado de Rio de Janeiro”.

Programa Prosub

El programa Prosub contempla la fabricación de cuatro submarinos convencionales y uno de propulsión nuclear con tecnología de la francesa DCNS, previstos en el acuerdo de cooperación militar firmado en 2009.

Según lo planificado, se prevé la inauguración de la Unidad de Fabricación de Estructuras Metálicas en noviembre de 2012, la conclusión del astillero en 2014 y el inicio de operaciones de la base naval para los submarinos en 2015. La previsión es que el primero de los cuatro submarinos convencionales comience a ser probado en 2016 y sea oficialmente entregado a la Marina brasileña en 2017. Los otros tres submarinos serán entregados en 2021 y el de propulsión nuclear en 2023.

El acuerdo de cooperación militar firmado en septiembre de 2009 con Francia convertirá a Brasil en el primer país de América Latina con un submarino de propulsión nuclear en su flota y en el séptimo del mundo, después de Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia e India.

La transferencia de tecnología francesa le permitirá a Brasil construir un submarino nuclear de 6.000 toneladas de desplazamiento y que podrá operar a profundidades superiores a los 100 metros, con una velocidad máxima de 35 nudos (65 kilómetros por hora).

Los cuatro submarinos convencionales, del modelo Scorpene, tendrán propulsión diesel-eléctrica, un desplazamiento de 1.400 a 1.800 toneladas y operarán en profundidades de unos 50 metros, a una velocidad máxima de 6 nudos (unos 11 kilómetros por hora).

Los submarinos serán construidos por la Itaguaí Construcciones Navales, una nueva empresa compartida por la francesa DCNS y la constructora brasileña Odebrecht y en la que la Marina de Guerra de Brasil tendrá una pequeña participación y derecho a veto.


FUENTE:
Infodefensa

0 comentarios: