09 julio 2011

Ejército brasileño comienza las pruebas del blindado Guaraní con torre con cañón 30 mm



El pasado 17 de junio, el Arsenal de Guerra de Río de Janeiro recibió el prototipo del vehículo Guaraní del Proyecto de Nueva Familia de Blindados sobre Ruedas del Ejército Brasileño para la instalación de la torre estabilizada por control remoto dotada de cañón de 30 mm UT30 RB. La torre fue montada en dicho Arsenal por la empresa Elbit Systems e integrada en el carro producido por la compañía italiana IVECO para el comienzo de las pruebas en el Centro de Validación del Ejército brasileño (CAEx), tras el que será enviado al centro de pruebas y validación de Marambia, en el litoral de Río de Janeiro.

Según el Ejército, el ambiente es extremadamente exigente para cualquier tipo de vehículo. Concretamente, el primer Guaraní de los 16 previstos en un primer lote deberá ser entregado a finales de 2012.

El prototipo se ha presentado la versión equipada con torre de giro estabilizada UT 30 BR de 30 mm israelí y representa el estado del arte en vehículos blindados de transporte de tropas con las siguientes características: capacidad para transporte de 13 efectivos de personal; peso bruto de 15 toneladas; peso de carga útil de 3 toneladas; motor 300 HP; capacidad anfibia; transportable en aeronave C130 Hércules y Embraer KC-390; velocidad máxima de 100 km/hora; protección blindada contra proyectiles 7,62x51 AP, pudiendo recibir blindaje adicional; armado con torre de cañón de 30 mm o ametralladora 7,62 o .50 accionada por control remoto.

Origen del vehículo

Al finales de los años ochenta, el Ejército de Estados Unidos estudiaba sus necesidades para los próximas dos décadas y, entre ellas, la necesidad de nuevos vehículos blindados de transporte de tropas, puesto que el veterano M113, icono de la movilidad mecanizada de los Ejércitos occidentales, presentaba signos claros de obsolescencia. El programa se conoció como Brigadas Striker y dio origen a una familia de vehículos sobre ruedas 8x8 equipados para las más diferentes tareas en el campo de batalla.

Versiones de reconocimiento y/o transporte de tropas, carro de mortero, carro comando, vehículo antitanque armada con misiles, vehículo de ingeniería, ambulancia y vehículo contra carro usando torreta dotada de cañón de gran calibre, entre otras, fueron desarrolladas y entregados al Ejército norteamericano, US Marines Corps, Fuerzas Especiales, etcétera.

Tales blindados influenciaron la creación y producción de toda una nueva generación de vehículos de combate sobre ruedas equipados con ítems de alta tecnología en los Ejércitos de países aliados.

Las Fuerza Armadas brasileñas proyectaron, construyeron y utilizaron toda una familia de blindados de combate sobre ruedas 6x6 en los años 70 y 80. Nombres como Cascavel (carro de reconocimiento equipado con cañón de 90 mm) y Urutu (versiones de transporte de tropas, comando, mortero, ingeniería, comunicaciones, etcétera) se popularizaron en toda América del Sur, así como en Oriente Medio y África.

El país llegó a desarrollar un MBT (Main Batle Tank) de cadenas (oruga), el Osório, considerado por muchos especialistas como superior a las primeras versiones del M-1 Abrans, pero fue dejado de lado en la competencia internacional abierto en Arabia Saudí por el modelo estadounidense, dictando así el fin del programa con apenas dos prototipos construidos y la quiebra de la empresa brasileña Engesa.



Asignación del programa a IVECO

En el actual Plan Nacional de Defensa lanzado por el Gobierno brasileño, las misiones destinadas al Ejército Brasileño comprenden la necesidad de alta movilidad de medios de combate capaces de ser transportados por vía aérea a cualquier parte del país en cuestión de horas, en estrecha cooperación con la Fuerza Aérea. Tal concepto necesitaba de un nuevo vehículo de combate de concepción moderna y que incorporase los avances tecnológicos y las lecciones de dos décadas de combates registrados en Irak, Afganistán, Oriente Medio, etcétera.

Capaz de ser aerotransportado sin necesidad de ser desmontado, el nuevo blindado debería ser lo más ligero posible, ofrecer un excepcional grado de movilidad y protección balística para su tripulación y recibir ítems de alta tecnología capaces de gran potencia de fuego y excelentes índices de supervivencia y resistencia en combate, todo al menor coste posible, facilidad de mantenimiento y programa de ciclo de vida de, al menos, cuatro décadas.

Después de decenas de estudios, el Ejército Brasileño decidió optar por una configuración sobre ruedas 6x6 de la empresa italiana IVECO, teniendo en cuenta también la red de carreteras de Brasil, ancho y capacidad de carga de puentes, mantenimiento y financiación y la capacidad de la industria brasileña para proporcionar los componentes del vehículo.


FUENTE:
Infodefensa

0 comentarios: