02 junio 2011

Ministro Jobim insta al empresariado brasileño a invertir en la industria de Defensa

El ministro de Defensa, Nelson Jobim, ha realizado un llamamiento al empresariado brasileño para que invierta en la revitalización y en el desarrollo de la industria nacional de Defensa. Según el ministro, al contrario de décadas anteriores, el país se encuentra actualmente en un momento propicio para dar “un salto cualitativo” en este sector, sobre todo tras los cambios ocurridos en los últimos años en el panorama político y económico nacional.

Para Jobim, los esfuerzos emprendidos por el Gobierno en el área de Defensa han sensibilizado a las elites políticas brasileñas sobre la necesidad del país de prepararse para resguardar sus riquezas, tales como sus acuíferos y sus capacidades de generación de energía renovables y no renovables como el petróleo del pré-sal.

Ese factor, ligado a otros aspectos como la estabilidad monetaria o el aumento de la presencia internacional de Brasil, el incremento de las inversiones estatales en el área militar y la existencia de grupos empresariales capitalizados que comienzas a invertir en el sector, forman la base necesaria para sustentar la revitalización de la industria de Defensa nacional, opina el ministro.

La invitación al empresariado tuvo lugar durante una conferencia del ministro Jobim ante los integrantes del Consejo de Administración de Odebrecht, en São Paulo. Empresa que ha ampliado su actividad desde el sector de la construcción e infraestructuras al de la Defensa, tras la reciente adquisición de Mectron, especializada en la fabricación de misiles.

Durante la exposición, Jobim recordó las iniciativas que el Gobierno viene adoptando para mejorar, institucionalmente, la Defensa nacional. De acuerdo con sus palabras, parte de esas iniciativas son del Estado, sin embargo, en el ámbito de la inversión requiere la implicación del sector privado.

Desde el punto de vista del sector público, afirmó Jobim, hay varios avances en curso, como la implementación de un plano de articulación y equipamiento de defensa y de modificaciones en la legislación tributaria y presupuestaria con el objetivo de dar previsibilidad al sector. No obstante, el esfuerzo necesario para modificar el actual estado de la Defensa no puede depender sólo del Gobierno: “Todos los agentes implicados en este proceso precisan contribuir en la construcción de la realidad deseada”, afirmó.

El ministro exigió más agresividad a las empresas nacionales en la exportación de productos y servicios de Defensa. Citando datos de Associação Brasileira das Indústrias de Materiais de Defesa e Segurança (Abimde), resaltó el hecho de que en Brasil apenas 132 empresas están afiliadas a la entidad, de las que solamente 35 exportan el equivalente a un billón de reales, una cantidad mínima en relación a las cifras que se manejan en el mundo, 1 trillón de reales.

Jobim recordó que de las cien empresas mejor posicionadas en el área de Defensa en el mundo, apenas una es brasileña, Embraer, que figura en la 95ª posición. De las diez primeras, siete son americanas y tres son asociaciones de grupos europeos. “Este hecho sugiere que los actores nacionales deben tener talla y músculo compatible con la gran agresividad requerida en este mercado”, opinó.

A lo largo de su explicación, el ministro llamó la atención de los empresarios sobre las oportunidades en el ámbito internacional para las empresas brasileñas de Defensa. Una de ellas está en las demandas de servicios de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que viene adoptando una política de externalización de sus necesidades por medio de contratistas principales. Jobim indicó que dicho mercado mueve cerca de 6.000 millones de dólares y apenas 14 empresas brasileñas están en él, con una participación de menos de 1 millón de dólares.

Otras de las oportunidades mencionadas por el ministro son las que surgen en el ámbito de la UNASUR (Unión Suramericana de Naciones), un foro en el que los países buscan complementariedad e intercambio, prevaleciendo la relación del tipo “gana-gana” también en el campo de las relaciones comerciales sectoriales.

El ministro concluyó manifestando su convicción de que la modernización de la Defensa nacional, sobre todo de su industria, pasa indefectiblemente por la necesidad de un trabajo conjunto entre Gobierno y sector privado nacional.

Ver discurso de Jobim


FUENTE:
Infodefensa

0 comentarios: