29 marzo 2011

Colombia es el país que más invierte en Defensa en América Latina, en relación a su PIB

Colombia es el país que más invierte en Defensa en América Latina, en relación al tamaño de su economía, según el Informe sobre Defensa y Seguridad en Colombia del primer cuatrimestre de 2011 de la agencia estadounidense Research & Markets. Además, en términos absolutos, este país se sitúa tan sólo por detrás de Brasil dentro de la región.

La tendencia se está viendo en la última década. En 2009, el gasto de Defensa del país presidido por Juan Manuel Santos superó los 10.000 millones de dólares, una cifra considerablemente más alta que los 2.600 millones de dólares invertidos en 2001, indica la agencia.

Estos gastos se sufragan en parte por la recaudación del impuesto sobre el patrimonio implantado por el Gobierno de Álvaro Uribe. Asimismo, se estima una inversión de 3.700 millones de dólares para el Ejército que se utilicen en la compra de equipos, tales como aviones, vehículos acorazados y armas cortas así como mejorar y modernizar las Fuerzas Armadas. Los provedores serán compañías de Estados Unidos, Francia, Alemania Israel y Rusia.

Según Research & Markets, la Adminsitración del presidente Juan Manuel Santos está aprovechando la financiación barata. El país aparece estar en el camino de alcanzar un déficit fiscal del 4% en 2010, en línea con los planes de gasto del presupuesto de 2011.

“Parece una mejora gradual de las cuentas actuales colombianas sobre los años venideros, con una dinámica de comercio más saludable, lo que debería aligerar la presión sobre las cuentas financieras. La perspectiva de inversión en el país está siendo cada vez más brillante, particularmente en el sector de la energía e infraestructuras”, continúa el informe.

Además, una fuerte inversión en capital fijo ayudará a conducir el crecimiento económico, mientras el déficit en cuenta corriente perdura.

La Administración Santos trabaja para obtener en 2014 un presupuesto equilibrado. Los planes más importantes de Colombia pasan por la expansión de la producción de petróleo onshore, que conduce a fuertes flujos de ingresos liderados por la generación de petróleo, y el reciente apoyo de la Secretaría de Estado de Estados Unidos de Hillary Clinton para un Acuerdo de Libre Comercio (FTA). “Dos razones para ser positivos sobre la economía colombiana”, indica el documento.

Sin embargo, es poco probable que los consumidores empiezan a gastar en exceso sin acceso al crédito fácil, y “vemos pocas posibilidades de crecimiento del crédito para volver a los niveles anteriores a la crisis a corto plazo. Las cuentas fiscales siguen estando bajo presión, especialmente de la asistencia sanitaria y la necesidad de invertir en infraestructura”.

Política interior y exterior

En otro orden de cosas, Colombia continúa la lucha contra sus dos mayoritarios grupos de guerrilla, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Las FARC recientemente pidieron participar en conversaciones de paz con el Gobierno colombiano. Sin embargo, los grupos rebeldes rechazaron el abandono de las armas dando al traste con un proceso tangible de resolución del conflicto en un plazo cercano.

Con todo, esta secunda llamada a las conversaciones de paz por parte del grupo armado en menos de dos meses destaca el éxito de postura del Estado en materia de Seguridad que asumió en la última década.

A su vez, esto debería animar la inversión del Gobierno y el sector privado en las regiones del país hasta ahora controladas por la guerrilla.

Las relaciones con Venezuela son débiles, principalmente después de la acusación de Colombia hacia el país vecino de acoger a cinco líderes de la izquierda radical. Además, el acuerdo de cooperación militar de Colombia con Estados Unidos es visto por Hugo Chavez como una amenaza a la Seguridad de la región.



FUENTE:Infodefensa

3 comentarios: