28 febrero 2011

Brasil demorará varios meses licitación por aviones de combate

El ministro de Defensa de Brasil, Nelson Jobim, recibió a la titular de Exteriores de Francia, Michèle Alliot-Marie, a quien ratificó que la decisión sobre una compra de cazas en la que también compiten EE.UU. y Suecia se demorará "algunos meses", según han informado fuentes oficiales.

Según fuentes del Ministerio de Defensa, este fue uno de los asuntos tratados hoy por Alliot-Marie con Jobim, quien le explicó que, por los recortes presupuestarios anunciados este mes por el Gobierno de Dilma Rousseff, la operación ha quedado en suspenso "por unos meses".

El presupuesto de Defensa para este año era de 15.000 millones de reales (8.823 millones de dólares), pero con los recortes decididos por el Gobierno quedará en 11.000 millones de reales (6.470 millones de dólares), por lo que todas las adquisiciones de material militar serán revisadas, dijeron las fuentes.

En el caso de los cazas, la operación "no ha sido cancelada", pero sí quedará en suspenso "hasta que se superen los problemas presupuestarios", apuntaron los portavoces de la oficina de prensa del Ministerio de Defensa.

Según las mismas fuentes, la ministra francesa reafirmó el interés de su país en la venta de los aviones Rafale, que eran los preferidos para el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, quien entregó el cargo a Rousseff el pasado 1 de enero.

Durante su encuentro con Jobim, Alliot-Marie consideró que el área de defensa es "el corazón de la sociedad estratégica" entre Brasil y Francia, que fue sellada por Lula y el presidente galo, Nicolás Sarkozy, el 7 de septiembre de 2009.

Ese día, en el marco de una reunión sostenida en Brasilia, Lula y Sarkozy anunciaron su decisión de convertir a Brasil y Francia en "socios estratégicos en el dominio aeronáutico". También, durante esa visita de Sarkozy, el Gobierno brasileño informó de su disposición para "iniciar negociaciones" para la compra de los aviones galos, aunque después aclaró que esa oferta era válida también para Boeing y Saab y que la licitación continuaba abierta, como está hasta hoy.

En el concurso para la compra de 36 cazabombarderos para las Fuerza Aérea Brasileña compiten los aviones Rafale, de la empresa francesa Dassault, los Súper Hornet F/A-18, de la estadounidense Boeing, y los Gripen NG, de la sueca Saab.



FUENTE:Infodefensa

0 comentarios: