15 julio 2010

El cohete de un avión T-33 de la Fuerza Aérea Boliviana se activó y estuvo a punto de ocasionar un desastre



Un cohete de un avión de entrenamiento militar T-33 se activó inesperadamente en la base de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) de El Alto, estuvo a pocos metros de impactar contra el nuevo avión presidencial de Evo Morales, y finalmente impactó en una vivienda cercana a la base aérea, sin causar daños personales.

Según fuentes de las Fuerzas Armadas bolivianas citadas por el diario La Razón, el hecho se produjo en la base aérea ubicada en la avenida Juan Pablo II, una zona poblada y con bastante circulación peatonal, y aún no se conocen las causas.

El cohete, tras activarse, pasó a pocos metros del avión comprado para el presidente Evo Morales, valorado en 38,7 millones de dólares, que estaba situada cerca del lugar donde están los T-33, siempre según las fuentes consultadas por La Razón.

Poco después de conocerse los hechos, el comandante de Bomberos de El Alto, el coronel Miguel Irusta, informó que el artefacto impactó en una vivienda, "donde hubo la detonación de un artefacto del que desconocemos el origen". Más tarde se confirmaría que se trataba de un cohete que fue activado desde la base aérea de El Alto.

El inmueble afectado muestra orificios del ingreso del cohete. "En el inmueble hubo daños materiales, pero no personales. Se trata de dos orificios que se registraron en la pared del inmueble", informó Irusta.

La Fuerza Aérea Boliviana (FAB) usa los aviones T-33 para entrenamiento militar, siendo estas aeronaves, por lo general, las que surcan los cielos como parte de actos militares en la ciudad de El Alto y La Paz.

El diario entrevistó al piloto Oswaldo Pericón, que formó parte de la Escuadrilla Acrobática Escorpio con los aviones T-33 en los años 80, quien dijo que en este caso "pudieron haberse registrado fallos en el sistema de seguridad en tierra". "Los cohetes en tierra tienen que estar asegurados con unos pasadores y eso evita que puedan activarse involuntariamente", concretó.

"El cohete es como una granada y sus seguros sólo se sacan en cabecera de pista, cuando va a salir el avión. Ese cohete es para bombardear, tiene poder de destrucción", dijo Pericón, quien añadió, sin embargo, que los aviones T-33 son seguros. "Son aviones muy seguros y hace unos ocho años fueron modernizados para el entrenamiento en el Grupo de Caza. Hasta el año 2000 que dejé la FAB, y con una experiencia de volar de 30 años, nunca hemos tenido un problema de estos", sostuvo el aviador.

Los aviones T-33 fueron adquiridos por el gobierno boliviano en 1973 y modernizados en el 2002. Actualmente son usados para entrenamiento.



FUENTE:
Infodefensa

0 comentarios: