27 enero 2010

Chile confirma nuevas compras de cazas F-16 y aviones de reabastecimiento KC-135



El ministro de Defensa de Chile, Francisco Vidal, confirmó que Estados Unidos autorizó la adquisición de 18 cazas de combate F-16 a Holanda, así como la compra de tres aviones de reabastecimiento en vuelo KC-135, con lo que se complementará la modernización de la Fuerza Aérea.

Con este grupo de aeronaves, que llegarán en octubre, "la Fuerza Aérea completa su plan de modernización. El próximo plan estratégico está hacia el 2015. Chile no tiene nada que ocultar, y cuando no tiene nada que ocultar, explica, expone y argumenta por qué se han hecho estas adquisiciones", precisó Vidal.

En compañía del jefe de la Fuerza Aérea sureña, Ricardo Ortega, Vidal explicó que finalmente la Administración Obama había autorizado la operación de compra de aviones de segunda mano F-16 holandeses, con lo que Chile contará a partir de ahora con una flota de estos aparatos de 44 unidades, la más grande América Latina.

La operación, según fuentes oficial, ascenderá a unos 270 millones de dólares.

Compra de KC-135

Asimismo, el ministro de Defensa chileno explicó que el Gobierno norteamericano dio el visto bueno a la compra de tres aviones KC-135 que pueden ser utilizados para reabastecimiento en vuelo y transporte. No se informó del precio de la operación.

En agosto pasado, Infodefensa.com ya informó de que la Fuerza Aérea de Chile (FACh) negociaba la adquisición de dos aviones de apoyo estratégico KC-135E y otros dos de transporte C-130. Los primeros de la flota fuera de servicio norteamericana con capacidades de transporte de largo alcance y de cisterna para reabastecer de combustible en vuelo mediante el sistema de boom o lanza.

Súper Tucano, helicópteros y misiles AMRAM

Las autoridades chilenas también mencionaron que próximamente la FACh incorporará 12 modelos Súper Tucano de fabricación brasileña -el primero de los cuales fue ya recibido a finales de 2009- y 12 helicópteros Bell-412.

Pese a la magnitud de las compras, Ortega reiteró que no se puede interpretar como una carrera armamentista, sino que son una inversión en seguridad que fortalece la política disuasiva de Chile. "No pretendemos ir a pegarle a nadie. El concepto de disuasión dice: no se metan conmigo porque yo sí pego fuerte si me molestan. Todos los que nos están mirando, todos los que están alrededor nuestro saben que tenemos la capacidad de pegar fuerte, o sea, es mejor que nos dejen tranquilos", advirtió.

Por último, el Ministerio de Defensa de Chile confirmó que negocia la compra de misiles AMRAM a Estados Unidos, pero la cantidad que adquirirán es materia de seguridad nacional. "El tipo de armamento es parte de la reserva natural inherente a esta actividad", añadió Vidal.


FUENTE:
Infodefensa

1 comentarios: