RECIBENOS EN TU CORREO

ARTICULOS DEL MES

SEGUIDORES

TRANSLATE

VISITANTES

ESTADISTICAS

ETIQUETAS

IBSN

IBSN: Internet Blog Serial Number 293-017-209-0

BRASIL:

Todos sabemos por cual se decidirá... ¿porqué tanto aplazamiento?

MiG-29:

Reciente modernización a SMT

VENEZUELA:

¿Carrera armamentista o razonable precaución?

CHILE:

Profesionalismo y preparación

El Ejército venezolano adquirió cañones antiaéreos ZU-23-2 de 23 mm, de fabricación rusa, para dotar a un grupo de Artillería de Defensa Antiaérea y unidades menores, baterías, que serán asignadas a las distintas brigadas del componente terrestre.

Respecto a las baterías, éstas tendrán carácter mixto (cañones-misiles), ya que también estarán dotadas de lanzamisiles portátiles antiaéreos Iglas-S, del mismo origen, informó la página de Internet Intelligence, Defense and Security.

El Zu-23-2 / 2A13, mejor conocido como ZU-23-2, es un cañón antiaéreo bitubo (dos bocas) de corto alcance remolcado, aunque se puede instalar en una plataforma móvil, como un camión o vehículo blindado. Emplea munición de 23 mm de diversos tipos. Tiene un alcance efectivo -altitud- de 2,5 km.

Fue desarrollado a finales de la década de los años 50 y entró en servicio con el extinto Ejército soviético en 1960. Actualmente, se encuentra en servicio con las fuerzas armadas de numerosos países.

La Fuerza Armada Nacional está fortaleciendo de manera significativa la Defensa Aérea. Aparte de los cañones ZU-23-2 y lanzamisiles Iglas-S, se han adquirido en Rusia sistemas misilísticos móviles de mayores prestaciones, como son el S-300VM "Antey-2500", 9K37M2 "Buk-M2" y S-125 "Pechora". Además, radares de largo alcance chinos JYL-1 3D y un centro de Mando y Control contratado con Bielorrusia, que integrará los radares y sistemas de armas.


FUENTE:
Infodefensa

Deja un comentario

Por favor: Evita comentarios insultantes y/o xenofóbicos, pues serán eliminados...